La apertura de la última jornada semanal consolida en terreno positivo en todos los grandes selectivos bursátiles del Viejo Continente, con alzas medias del +0,18%, media que logra superar por muy poco nuestro selectivo IBEX 35, cuya versión al contado se anota un +0,20% apuntando a los 10.890 puntos.

Al cierre de la jornada de ayer exponíamos el probable escenario de un movimiento al alza de cara a la apertura de hoy en nuestro selectivo IBEX 35 bajo estudio, movimiento que termina por desarrollarse en base a los argumentos expuestos ayer: “los intentos de recuperación alcistas han permitido registrar dos pautas técnicas cuya conjunción es muy relevante de cara a la apertura de mañana, esto es, (1) un doble suelo en torno a los 10.828 / 10.824 puntos y (2) aparición de divergencias positivas en el oscilador MACD en escala temporal de 5 minutos”. (ver: “Los osos meten el miedo en el cuerpo a los toros”)

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

Nuestro escenario se cumple y las compras logran apoyarse en dichos criterios técnicos para frenar en el contundente avance bajista de ayer. Sin embargo, el movimiento en base al doble suelo citado debe todavía confirmarse con la superación de los 10.891 puntos, cota que hasta el momento está funcionando de manera clara como resistencia y freno al avance comprador en la apertura de hoy.                   

Si los toros (alcistas) logran superar los 10.891 puntos y confirmar pauta de giro alcista en escala temporal intradiaria (5 minutos), el potencial de revalorización por parte del IBEX 35 se situaría en el área de resistencia comprendida en torno a los 10.964 / 10.959 puntos, área que vuelve a situarse a un paso de su directriz bajista que parte de los máximos anuales situados en los 11.184 puntos. Las ventas por su parte intentarán mantener su presión bajista y su control a lo largo de las últimas sesiones y buscarán terminar la sesión y la semana por debajo del soporte de los 10.828 / 10.824 puntos, movimiento que permitiría anular el doble suelo y dar un golpe moral a las compras.