La semana arranca con caídas en nuestro selectivo IBEX 35, cuya versión al contado cede en torno a un -0,75% hasta los 10.900 puntos. De esta manera, se posiciona como el peor índice de los grandes europeos, en una apertura en la que a excepción del MIB 30 de Italia, todos ellos se encuentran con moderados retrocesos.

La incapacidad del pasado viernes en superar resistencias clave de corto plazo ha sido aprovechado por las ventas para lanzar un ataque a la baja que ha permitido la apertura de un hueco a la baja que empuja a la curva de precios, en escala temporal de 5 minutos, al área de soporte de los 10.888 / 10.884 puntos.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

 

 

En este sentido, al cierre del pasado viernes exponíamos que: “Preocupa, de nuevo, el volumen de contratación registrado. Cuarta caída consecutiva en el volumen de actividad al tiempo que el precio rebota con fuerza desde el soporte de corto plazo situado en los 10.801 puntos hasta la parte alta del rango lateral de corto plazo, objetivo en la sesión de hoy, situado en los 10.991 puntos. La lectura es clara de momento, no hay confianza en el rebote comprador y desde luego, con este volumen de contratación lo mejor es no acabar superando resistencias, dado que la fiabilidad del movimiento hubiera estado en duda”. (ver: “Semana de transición pese a los catalizadores acontecidos”)

A nivel técnico, la apertura cumple por tanto nuestras previsiones y, de nuevo, apuntamos al soporte de los 10.800 puntos que funciona como aproximación a su media móvil de 40 sesiones o de medio plazo. En definitiva, nos mantenemos sin cambios al corto plazo con un selectivo IBEX 35 plano en un rango de 200 puntos.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)