La crisis internacional ha provocado, como suele ser frecuente en estos casos, un alza en el precio del barril de crudo y el Brent, cuya tendencia a medio plazo es alcista.
El conflicto que se ha generado en la península de Crimea en Ucrania por parte de los favorables a Rusia y que ha llevado a que el país presidido por Putin haya tomado la determinación de enviar tropas a la región ha creado un clima de tensión en los mercados. Las bolsas caen, mientras que otros recursos naturales se disparan. Algo que suele suceder cuando se producen problemas de este tipo.

Este es el caso del petróleo. Durante la jornada de hoy se está revalorizando el precio del barril de crudo WTI hasta sobrepasar los 104 dólares. No es lo único. El barril de crudo Brent también ha incrementado su precio para superar los 111 dólares, cuando estos días atrás se situaba en torno a los 108 y 109 dólares.

Estos movimientos en el precio del petróleo, según señalan muchos expertos al otro lado del Atlántico, son absolutamente normales ante un escenario internacional complejo. Ya ocurrió algo similar cuando Estados Unidos estuvo al borde de la intervención en Siria y al final, con la situación más calmada, el activo volvió a corregir. (Ver:El sector energía, el mejor refugio bursátil)

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que el petróleo se encuentra en fase de consolidación, mientras que recibe una puntuación de 6 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Estos indicadores destacan que la tendencia a medio plazo es alcista. Sin embargo, el análisis técnico explica que a medio plazo la tendencia que presenta el activo es bajista. Además el volumen a medio y largo plazo es decreciente, además de que la volatilidad también es decreciente en el tiempo.

Indicadores Petróleo