Nuevo capítulo de la enseña de la manzana frente a su principal competidor Samsung. Entretanto, las acciones de la empresa californiana siguen en fase alcista.
Apple y Samsung vuelven a verse las caras en los tribunales, como consecuencia de su última batalla de patentes, puesto que el fabricante de iPhone considera que existe una evidencia más detallada en su intento de ganar la prohibición de ventas en Estados Unidos de varios modelos de la compañía coreana.

Sendas empresas han estado litigando en todo el mundo durante casi tres años. El jurado concedió al firma con sede en Cupertino cerca de 930 millones de dólares tras un juicio en 2012 en San José, pero Apple no logró que el juez Lucy Koh emitiera una orden judicial para prohibir la comercialización de varios dispositivos de su más directa competidora.

La prohibición de las ventas sería una amenaza mucho más seria para Samsung, que obtuvo 7.700 millones de dólares en el trimestre que terminó en diciembre. La división móvil de Samsung, que incluye a los teléfonos inteligentes, ha obtenido un beneficio operativo de 5,47 billones de wones. Es decir, 5.100 millones de dólares.

Las dos compañías se disponen a embarcarse en otro juicio en San José en relación a determinadas patentes de Apple, que van desde las características para desbloquear y buscar la tecnología. La pretensión del negocio que lidera Tim Cook es la retirada en el mercado de varios teléfonos de Samsung, incluyengo el Galaxy S III.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Apple se encuentra en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 8 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico destaca que la tendencia a medio y largo plazo del activo es alcista, además de que la volatilidad que presenta es decreciente en el tiempo. Por el contrario, el aspecto negativo que resaltan estos indicadores sobre el valor es que su volumen es decreciente a medio y largo plazo.

Indicadores Premium Apple