Las ventas logran registrar un nuevo máximo decreciente respaldando de esta manera el impulso bajista que parte desde máximos anuales, hecho que alimenta un potencial ataque en el corto plazo a soportes clave.

Airbus vuelve a encontrar resistencia de nuevo a la altura de su directriz bajista de medio plazo que parte desde los actuales máximos anuales situados en los 77,25, directriz que además funciona como aproximación a su media móvil simple de medio plazo o de 40 periodos, dibujando de esta manera un mínimo significativo decreciente en los 73,6 que a partir de ahora funciona como resistencia. En este entorno, el precio se gira a la baja aunque sin el apoyo del volumen de contratación, movimiento que vuelve a poner bajo amenaza el área de soporte de medio plazo situada en torno a los 70,95 / 70,55 y cuya perforación habilitaría un escenario bajista rumbo a los 69,30.

Airbus en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)