Paradojas de la vida, los brokers hoy se muestran negativos con IAG, empresa que está beneficiándose de la fuerte caída del precio del crudo. En cambio, se muestran neutrales con la petrolera Repsol. Entre tanto, advierten de otras posibles ilusiones bursátiles, como la subida de Acciona.

La caída en picado del petróleo anima a los expertos de Nomura a guardar la cautela en las empresas directamente relacionadas con la materia prima, como Repsol. Hoy le han propinado un serio recorte al precio objetivo que manejaban, desde los 19,5 euros hasta los 16 (18% recorte de recorrido). Aún así, si se cumplieran las cábalas de Nomura, Repsol podría subir un 34% y hacer nuevos máximos históricos (los actuales fueron marcados en junio en los 19,05 euros).

En cambio, a quien sí le beneficia la caída del crudo es a IAG. Sin embargo, desde Carax-Alphavalue se ponen vendedores en el valor que actualmente cotiza en zona de máximos históricos. Además, creen que retrocederá hasta el entorno de los 4,29 euros.

Y los expertos de Carax-Alphavalue también advierten de que no deberíamos confiar en las subidas de Acciona. El valor arrastra una caída del 75% en el año y, aunque hoy está atacando la directriz bajista de medio plazo animado por las previsiones de vuelta a beneficio en 2014, el broker español aconseja vender el valor porque podría caer hasta los 31,20 euros. Desde los 59 euros a los que cotiza actualmente esto supondría un desplome cercano al 50%.

Este miércoles volvemos a encontrar una recomendación de compra para el reformado Banco Santander. Esta vez, por cortesía de Bekafinance. Sin embargo, este broker recorta el precio objetivo de 8,90 a 8,45 euros. Esto le otorgaría un potencial de revalorización del 41%.

La época dorada de Iberdrola podría haber llegado a su fin, a ojos de Exane BNP, pues aconseja infraponderar el valor y fija el precio objetivo un 15% por debajo de la cotización actual, en 4,70 euros.

Una de las novatas de la bolsa española, Merlin Propperties, recoge hoy la mejor recomendación del día. Morgan Stanley aconseja sobreponderarla en cartera y fija el precio objetivo en 12 euros, lo que podría llevarle a subir casi un 14% desde los niveles actuales.

Conozca las recomendaciones y análisis de estos valores consultando sus fichas