La operadora continúa siendo uno de los valores más comentados por el conjunto de los analistas. Su complejo desempeño durante el 2016 hace que muchos empiecen a verla como posible sorpresa de cara al próximo año. ¿Cómo se encuentra en cuanto a su aspecto técnico en estos momentos?
 
No hay duda de que Telefónica es una de las acciones más comentadas de siempre dentro del Ibex 35. En un año complicado para sus intereses con la fallida venta de O2 y el fracasado intento de sacar a bolsa a su filial Telxius, unido a un alto apalancamiento que derivó en el recorte del dividendo su recorrido en los mercados ha sido absolutamente bajista.

Pero la cuestión es que lo peor podría haber pasado, y ahora toca mirar al futuro para ver si ahora sí o no hay oportunidad de entrada. Para Roberto Moro, analista técnico de Apta Negocios, “quizá ahora ya sí, pero pensando en movimientos que en primera instancia lo lleven hacia la zona de 9,50, lo cual ya es bastante”.

Esta zona, explica, “es la coherente para el Ibex con los 9.330 que ha superado o está tratando de superar o de confirmar”. Si el Ibex confirma eso “sí parece lógico que Telefónica vaya a buscar esos 9,50”. De tal forma que aquel que quiera incorporarse al movimiento lo puede hacer “con un stop loss adecuado”.



En la opinión de Felipe López, analista de Self Bank, el caso de Telefónica es “peculiar sobre todo por la deuda que arrastra”. Si Inditex está a ratios de PER de más de 30, el caso de Telefónica está a 13x “pero le siguen lastrando los problemas de deuda”. Así pues, no termina de poder vender O2, no fue capaz de sacar Telxius y su negocio en Brasil, que supone buena parte del beneficio, “se verá favorecido por las buenas perspectivas de Sudamérica”.

De esta manera, los filtros técnicos de Estrategias de Inversión señalan que Telefónica se encuentra actualmente en fase de rebote, mientras que recibe una puntuación de 3,5 puntos en una escala que se mueve entre el cero y el diez. Casi todos sus indicadores se encontrarían ahora mismo en negativo, al margen de su tendencia de medio plazo que es alcista; su volumen de contratación de medio plazo, que es creciente; y su volatilidad de medio plazo, que es decreciente.

Telefónica indicadores premium