El índice de referencia del mercado norteamericano encaminó una racha fuertemente alcista que disparó los niveles de sobrecompra. Sin embargo, los últimos movimientos a la baja han empujado al selectivo a pausar ese ritmo comprador y a que en estos momentos vuelva a establecerse en parámetros más estables.
 
Después de un periodo en el que el S&P 500 se encontró en tierra de nadie, las elecciones de Estados Unidos fueron la excusa perfecta que sirvió para llevar al selectivo estadounidense a nuevas cotas de máximos históricos, llegando al borde incluso de los 2.400 puntos. Sin embargo, esto produjo que se alcanzaran niveles de sobrecompra suculentos que empujó a muchos inversores a quedarse al margen.

Pero todo esto ha cambiado en las últimas sesiones y con los últimos movimientos que ha tenido el S&P 500. Esos niveles de sobrecompra han conseguido  cerrarse con las últimas caídas que vimos en Wall Street y si observamos el gráfico que publica Bespoke Investments, ahora ya sí que se encuentra en unos niveles de mayor normalidad. Como referencia, cualquier cierre por debajo de 2.371.42 movería el índice a neutral desde el territorio de sobrecompra, tal y como asegura la página de análisis.

Sobrecompra en el S&P 500


El S&P 500 acumulaba una racha de 31 días de negociación en sobrecompra, lo cual supone que la séptima racha más larga de sobrecompra se cierra en el actual mercado alcista y la octava racha de 30 o más días de negociación.

En el gráfico se visualiza más de cerca las tendencias anteriores durante el actual mercado alcista, donde el S&P 500 terminó la racha de más de 30 días de negociación por encima de su media de 50 sesiones con respecto a su desempeño en el futuro. Ahora se podría generar una oportunidad de entrada para muchos inversores al haberse pausado el fuerte ritmo de subidas que había acumulado hasta ahora viendo la evolución que ha tenido el selectivo más importante del mercado norteamericano en los últimos días. 

QUIZÁS LE INTERESE LEER:

Los inversores piensan que la bolsa no ha estado tan cara en 17 años 
Ante los riesgos políticos en Europa y la Fed ¿el oro sigue siendo refugio?