Durante la última semana los inversores de todo el mundo han seguido apostando por los mercados emergentes y los bonos. La cercanía de una subida de tipos de interés en EEUU, la incertidumbre sobre los precios del petróleo, la nueva temporada de resultados y la caída de la libra han aumentado las incertidumbres.  
 
Tanto es así que en esta semana los reembolsos de los fondos que invierten en bonos europeos han alcanzado máximos desde el cuarto trimestre de 2015.
 
Los datos de EPFR muestran que los fondos que invierten en bonos globales recibieron 2.600 millones de dólares. En este tiempo, los vehículos que apuestan por renta variable global sufrieron salidas por un importe de 3.000 millones de dólares y los fondos monetarios sufrieron reembolsos de 6.200 millones de dólares.

inflación
 
 
MERCADOS EMERGENTES
 

La pasada semana los fondos emergentes globales recibieron la mayor cantidad de dinero en ocho semanas, aunque los datos del día a día muestran que el flujo se redujo tras conocerse el contenido de las actas de la FED que apuntan a una subida de tipos este año.
 
MERCADOS DESARROLLADOS
 
En estos últimos siete días ha continuado la salida de dinero de la renta variable europea, también se han producido reembolsos, aunque modestos, de bolsa americana y lo mismo ha ocurrido con Japón.  Los vehículos que invierten en bolsa están atentos a las noticias que podrían conocerse en esta nueva época de resultados, así como la evolución de la libra. No hay que olvidar que en las próximas semanas se producirán reuniones de todos los grandes bancos centrales desarrollados, menos de la FED, que no se reúne en octubre.
 
En Europa los fondos siguen perdiendo activos por un periodo que alcanza ya 35 semanas consecutivas, la peor racha y la más larga desde que la consultora tiene datos. En el viejo continente Francia ha recibido dinero en sus fondos de renta variable por primera vez desde principios del segundo trimestre de este año.
 
En el Reino Unido, por el contrario, continúa la huida del dinero en un periodo que dura ya 11 semanas y que podría extenderse, ya que cada día se conoce algún dato más sobre el plan de salida de Europa.  Uno de los activos más perjudicados está siendo la libra.
 
En Estados Unidos las salidas de dinero han afectado con más fuerza a los fondos de gestión activa. Por segunda semana consecutiva han sido los vehículos que invierten en grandes compañías los ás afectados.
 
SECTORES
 
Por primera vez desde febrero el sector que invierte en el sector inmobiliario mundial ha sufrido reembolsos durante varias semanas consecutivas. Por el contrario, la cercanía de una subida de tipos en EEUU han provocado que el dinero que llega al sector financiero alcance máximos de seis semanas. Además, los vehículos que invierten en oro han recibido alrededor de 700 millones de dólares.
 
Por último, el sector de tecnología sigue atrayendo dinero por octava semana en las últimas diez. Las infraestructuras también han experimentado la llegada de flujos de dinero por segunda semana consecutiva.

sectores


BONOS
 
Los flujos que optan por los bonos globales se han moderado a la espera de ver qué ocurre con las próximas reuniones de los bancos centrales.
 
En este entorno, los vehículos que invierten en bonos que protegen contra la inflación han alcanzado máximos de 22 semanas. La mayor parte del dinero que ha ido a esta categoría se ha marchado a Estados Unidos.
 
En Europa la mayor parte de los reembolsos pertenecen a un solo fondo. Sin embargo los inversores están preocupados por la efectividad del QE y la dificultad que el propio BCE está encontrando en la oferta de bonos. La cuestión esta semana ha vuelto a ser la posibilidad de que el banco central europeo comience el tapering el próximo año y no extienda el programa de compra.

bonos