“Las bolsas están rebotando animadas por el rebote de las materias primas que ha hecho que subieran las bolsas emergentes”.

TELEFÓNICA
Telefónica ha tenido un rebote de cierta importancia en las últimas sesiones y esta salida a bolsa de la filial Telxius podría ser una de las razones. Esto es positivo, ya que va a sacar a la luz una filial que está en la sombra y va a mejorar su ratio de deuda.
 
IBERDROLA
Está bajista en el corto plazo tras hacer máximos en enero. En los últimos días no es de los valores que está rebotando, pero esto se puede explicar porque en los últimos meses sí había aguantado bastante bien, moviéndose entre 5,60 y 6,60 euros. Los inversores se están metiendo en valores más agresivos, que están rebotando más y han dejado de lado Iberdrola.

Lo que cabe esperar es que en los próximos años nos dé una rentabilidad anual del entorno del 10% (5% por dividendo +  5% de crecimiento del beneficio anual).

El soporte está en 5,50-5,60 euros, aunque para un inversor de largo plazo no tiene sentido esperar a entrar cuando el precio caiga a estos niveles porque podría quedarse más arriba.
 
NH HOTELES
Es un valor más cíclico, que tiene más riesgo a la evolución de la economía y, por eso, ha tenido una corrección más profunda, desde 6 a 3 euros porque el mercado ha temido estos meses que fuéramos hacia una recesión. Pero creo que las caídas han cesado en los 3 euros, aunque podría costarle arrancar un nuevo proceso alcista. Se podría mover entre 3,50 y 4,50 euros en los próximos meses.
 
DOGI
Es una compañía con un largo historial de dificultades, de las que siempre está al borde de la subsistencia, por lo que tiene un riesgo importante. Es muy difícil hacer pronóstico con esta compañía. Tiene una volatilidad enorme. En el corto plazo está intentando rebotar y en próximos meses podría intentar acercarse a 1,25 euros, pero el margen de incertidumbre es enorme.
 
ABENGOA
No es un valor apto para la mayoría de los inversores. Ayer subió porque se dijo que la familia Benjumea aceptaba diluir su participación hasta el 5%, lo que haría posible el rescate de la compañía. La clave de todo es la quita de la deuda, cuánta se va a convertir en capital y a qué precios. Así llegaríamos a tener una foto de cómo va a quedar y qué parte va a corresponder a los actuales accionistas y qué parte a los acreedores. Estamos ante una incertidumbre total, pues dependiendo de cómo se haga esto, podría valer la mitad de lo que vale ahora. Además, yo me inclinaría porque la conversión se haga en la parte baja, pues no creo que los acreedores vayan a ser dadivosos con los actuales accionistas.
 
SANTANDER
La zona de 4,40-4,80 euros es una zona de resistencia y posible objetivo si esto es un simple rebote.
 
POPULAR
Estamos viendo más debilidad que en Santander o BBVA. Los 2,50 euros son un nivel que es complicado que supere.
 
Declaraciones a Radio Intereconomía