En un momento en el que la palabra "deuda" parace hacer temblar los cimientos de la renta variable - y más si se habla de países como España o Grecia- parece que no es mala idea invertir a través de fondos en la deuda soberana. Así lo ve Carlos Fernández, responsable de análisis de fondos de Inversis Banco. Y es que este experto reconoce que "España es un producto para inversores conservadores y España ha pagado siempre su deuda". ¿Y saliendo de bonos? A por los pequeños valores.

¿Qué tiene España que no tiene Grecia? A día de hoy éste último nos ha demostrado que hay muchas cosas que nos verdad. A día de hoy, España tiene un déficit tremendo “y cuando los costes son mayores que los ingresos hace que la deuda se acelere de una manera que es alarmante”. Si esto sigue así- reconoce- podría ser alarmante en los próximos dos tres años. A día de hoy, y después de haber vivido lo de Grecia, lo que está haciendo la UE es “poner las pilas a los países más débiles para prevenir problemas futuros”. Y de esos países “España es el que tiene menor deuda viva”.

Si invierten en deuda pública será diversificada en la Unión Europea…entonces pensar en un fondo que tenga exclusivamente deuda de una sola economía “creo que tiene un riesgo porque tácticamente creo que la historia de Grecia se ha acabado – en el sentido de que estos ataques han subido los CDS porque los grandes especuladores empezarán a estar más prudentes dado que hay una decisión política de apoyo al país. Por otro lado, lo que está más cerca que una quiebra de los estados “creo que tenemos subida de tipos del BCE por lo que los fondos de deuda con bonos a largo plazo sufrirán”. Si tuviera que elegir un país, Fernández “intentaría evitar seguramente Alemania porque con la reaparación de ese riesgo de crédito soberano en países como Grecia o España, el dinero se ha desplazado allí con lo que los bonos a largo plazo de Alemania sufrirán”.

Respecto a los bonos del resto de estados europeos, por mucho que vayan a poner medidas “Grecia sigue siendo un tipo de activo para tener un perfil ciertamente aventurero”. Si se habla del bono español “es un producto para inversores conservadores y España ha pagado siempre su deuda durante los últimos siglos”.

Si se habla de ETF “diría que estaríamos expuestos en esta inversión en todos aquellos mercados en los que haya un gestor que no haya logrado batir a los índices”. Por eso, debería ser nuestro punto de referencia como fondistas. Además hay regiones o materias que no están cubiertas sobre los fondos en general “sin embargo si podemos tomar exposición a través de esta inversión en este tipo de activos”.

En cuanto a la renta variable, “lo que deberíamos hacer es comprar más fondos de pequeñas compañías”. El gestor de fondos de Inversis Banco asegura que “si de verdad estamos en una recuperación de la economía, históricamente se ha demostrado que los pequeños valores lo han hecho peor que las grandes”.

EEUU y Japón son las categorías que han incrementado sus posiciones patrimoniales. Creo que la última vez que se habló de Japón fue en 2005 y parece que se mueve muy rápido y cuando lo hace parece que entramos en un gran mercado bajista. Fernández admite que hay un gran convencimiento en el mercado de que Japón podría ir a mejor “y podría ser una apuesta clara para este año”. Puede ser interesante – asegura- aunque lo difícil será ver si nos cubrimos cuanto a la divisa. Respecto a EEUU “prácticamente la mayor parte de las compañías están sorprendiendo con resultados positivos. Por ello, estaría incluso por encima de Europa aunque seamos inversores de Zona Euro”.