Esta semana analizamos Santander. Todos sabemos que se trata de un valor sólido por criterios fundamentales y una acción de crecimiento pero, dado el castigo que está sufriendo el sector financiero y el fuerte riesgo sistémico, de momento la acción se ha dejado casi un 30% en lo que va de trimestre.
Observemos la gráfica, a nivel semanal el valor está en una clara tendencia bajista y de momento trasmite pocos síntomas de recuperación. A nivel diario, la semana pasada no pudo traspasar la media móvil del 20 formando al mismo tiempo una sobrextension bajista que amenazan con retrasar al valor durante los próximos días. Si el valor entra en la zona de 5.40 durante esta semana entraremos en terreno bajista y se abriría nuevo rally potencial hacia la zona de 5.10. Esta área es clave y aquí si encontramos un soporte muy fuerte medido en términos trimestrales, no todo son malas noticias.



Como sabemos, este tipo de periodos marcan la tendencia en el largo plazo y esta zona a permanecido intacta desde 2002, con lo cual el soporte en torno a 5.10 es muy sólido y debe aguantar a cierre en Septiembre. Observamos también como el oscilador RSI está formando un soporte horizontal en la típico nivel de sobreventa de la zona de 30 defendiendo el mismo nivel y sincronizándose a la perfección con el precio. No sería descartable un rebote desde esta zona una vez que el soporte se halla consolidado un poco más.

Buscamos por tanto un rebote que no hunda al valor en terrenos definitivamente bajistas del oscilador por debajo de 30. A corto plazo, mientras no toquemos esta semana los 5.40 estaremos bien. Con un cierre diario arriba de 5.90 podemos empezar a ver la luz y aproximarnos a la clásica zona de rebote del 38% FIBO. En esta zona el valor testeara la fuerza de la tendencia bajista que impera.