El 88% de los fraudes realizados con éxito corresponden al ramo de automoción, mientras el restante 12% está relacionado con el crédito para el resto de productos, según datos de la asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef). El sector se muestra preocupado por este incremento y señala que la mayor parte del fraude se sigue concentrando en el uso ilegítimo de la documentación oficial o en la suplantación de identidad. En este sentido, Asnef pretende cerrar un acuerdo con el Ministerio del Interior para ampliar el fichero Persus de pérdidas y sustracciones de documentos oficiales y permitir la recogida de datos en las comisarías al mismo tiempo que se acuda a denunciar el robo o pérdida.