El consejo de administración de Banco Santander ha propuesto a la junta de accionistas incrementar la remuneración a los accionistas en un 5%, hasta 0,21 euros por acción, con cargo a las cuentas de 2016. Además, no descartan realizar adquisiciones, aunque se centrarán en el crecimiento orgánico. 
 
La estructura de pagos de Banco Santander será la misma que en 2015: tres pagos en metálico y uno bajo fórmula flexible scrip dividend. De los 0,20 euros repartidos con cargo a los resultados del año pasado, 0,16 euros fueron en efectivo, un 79% más que en 2014. De los 21 céntimos del dividendo de 2016, 16,5 céntimos de euro se abonarían en efectivo, y los otros 4,5 se podrán cobrar en efectivo o en acciones.
 
Esto supondrá, en caso de ser aprobado el próximo año, un incremento del 10% en el dividendo pagado en metálico, ha dicho la presidenta. En cuanto al dividendo correspondiente al ejercicio 2015, que tiene que ser aprobado en esta junta,
 
La entidad destinará 2.268 millones de euros al pago en efectivo, casi el doble que el repartido en 2014, cuando se abonaron 1.143 millones de euros en metálico. En total, entre efectivo y acciones, Santander pagará 2.875 millones de euros en dividendos con cargo a 2015, una cantidad que incluye los tres pagos distribuidos de 5 céntimos cada uno (en agosto y noviembre de 2015 y febrero de 2016).
 
ÚLTIMOS DIVIDENDOS DISTRIBUIDOS DE SANTANDER
 
Banco Santander podría salir de compras
Ana Patricia Botín no ha descartado realizar adquisiciones de otras entidades en el futuro, como la reciente compra del banco portugués Banif, con el fin de complementar las franquicias de la entidad y siempre que tengan "encaje estratégico y financiero".

La presidenta de la entidad ha informado que los esfuerzos se concentrarán en el crecimiento orgánico en los principales mercados del grupo. "El objetivo es incrementar nuestra cuota de mercado y hacerlo con mayor rentabilidad", mediante el ofrecimiento de mejores productos y a mejores precios, pues "el enfoque del banco en crecimiento orgánico, basado en la vinculación de clientes, parece sencillo. Pero ejecutarlo en todo el grupo llevará su tiempo", ha admitido.

Además, Botín ha declarado que están "cerca" de la conclusión de la "agenda regulatoria" en el sector bancario.