Nicolás López, director de análisis de M&G Valores, analiza la situación de los mercados europeos en la jornada previa a la cumbre en la que previsiblemente se adoptará una decisión sobre Grecia y sobre la recapitalización bancaria.

En declaraciones a Radio Intereconomía, Nicolás López asegura que ‘el objetivo para mañana es intentar que sea la cumbre definitiva o intentar, al menos, que calme a los mercados. A largo plazo, lo que se pretende es que los estados sean capaces de hacer frente a su deuda.’

Mientras, los mercados demuestran calma con algunos de los indicadores dándose la vuelta. ‘Las bolsas están esperando a los resultados de la cumbre. Normalmente, los mercados siempre suben justo antes de conocer los resultados. Entiendo que hay cierto riesgo de que haya una reacción positiva y luego se produzca una cierta toma de beneficios.’

En el punto de mira, por tanto, el sector financiero. ‘Es el sector más expuesto. No es momento de comprar bancos franceses, ni españoles, ni italianos, pensando que lo peor ha pasado. Esta fase de rebote esperamos que se mantenga un poco más, pero no creo que sea sostenida. Sigo viendo excesivo riesgo, sobre todo, en los bancos franceses’.

Deutsche Bank ha anunciado vía su consejero delegado que las cosas no pintan demasiado bien, ‘seguirá ajustando plantilla debido al entorno económico’ e Italia acapara la mitad de su deuda soberana. El Dax germano sube, a pesar de todo, un punto porcentual.

En cuanto a valores concretos, Arcelor Mittal se encuentra subiendo un discreto 0,7% en esta jornada. ‘De momento, no es un valor para abandonar. Nos encontramos en un momento de rebote y no veo un retroceso grande que justifique esa salida’.

Sacyr Vallehermoso sigue en el centro de mira en su –casi eterno- conflicto con Repsol YPF. Hoy celebra consejo extraordinario para acordar la nueva línea de actuación respecto a la petrolera. Según el analista, ‘quizás no se debería invertir en valores cuyo precio fluctúa de 8 a 3 euros cuando el Ibex 35 no se ha movido tanto. En todo caso, su operación con Repsol va a tener una influencia positiva sobre Sacyr y volverá a niveles de 7 euros, lo que no quita que quizás sea el momento de invertir en valores más estables’.

El blue chip por excelencia, Telefónica, ‘es un valor a mantener hasta los 17-17,5 euros que es el límite que se le ve a Telefónica en este momento’.