Boeing se ha convertido en protagonista indeseada en la última semana después de que el próximo presidente de EEUU la  eligiese como una de las compañías señaladas para establecer cuáles serán sus prioridades.
 
Donald Trump se quejó del coste que podría tener el próximo Air Force One. Según sus cálculos el coste de la nave es desorbitado y está dispuesto a cancelar la orden que permitiría al estado disponer de un nuevo avión del presidente en 2024. Los 4.000 millones de dólares que podría costar son demasiados y el excéntrico millonario no está de acuerdo.

No ha sido la única compañía señalada por el presidente más populista que va a tener Estados Unidos en los últimos años; ya son varias que se han enfrentado con la ira de Trump antes, incluso, de sentarse en el despacho oval.

No ha sido la única noticia que ha rodeado a Boeing en las últimas semanas. Por un lado, se ha comunicado una petición millonaria de Irán, que le ha encargado 80 aviones por 16.600 millones de dólares, en el que se ha convertido en el primer acuerdo entre la compañía y el país desde 1977.

Por otro lado, continúa la guerra de acusaciones entre las autoridades americanas y europeas por las ayudas ilegales que los dos países hacen a sus respectivas compañías aeronáuticas y que la Organización Mundial del Comercio (WTO) no deja de revisar. Esta vez las ayudas ilegales las pagó EEUU a Boeing.

Las dos empresas se enfrentan a este tipo de acusaciones y a una guerra por pedidos y ventas que cada año termina siendo como un clásico de fútbol. Hasta finales de octubre, este ejercicio ganaba por la mínima Boeing.

Pero, ¿cómo van en bolsa?
En lo que va de año, las acciones de la compañía americana suben alrededor de un 8,8%. Un porcentaje que supera el 12% si se añaden los dividendos. Su rival europea cae ligeramente en bolsa.

airbus y eads


En doce meses esa tendencia se mantiene prácticamente parecida, tal y como puede verse en este gráfico, en el que se observa una caída de algo más de un 2% (incluyendo dividendos) para Airbus y una subida de más del 13% para Boeing.

Boeing y Airbus


Sin embargo, en un plazo de cinco años la situación cambia. La compañía aeronáutica europea sube un 170% sin dividendos y un 195% en total. Por su parte, su rival americana se aprecia un 118% y un 148% con dividendos en este mismo tiempo. 

Cinco ejercicios


Desde 2010, las dos empresas solo han caído en 2014, una racha que Airbus podría romper este año si no es capaz de levantar la caída de más del 2% que lleva en lo que va de año.

en bolsa


Las dos empresas tienen la misma recomendación media de los analistas del sector, sobreponderar. Eso sí, solo la compañía europea tendría potencial de subida desde los niveles actuales, en concreto un 8%.
El precio objetivo que le marcan los analistas a Boeing no le dejarían recorrido. 


Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión le otorgan a Airbus 9 puntos. Este aspecto sobresaliente sitúa a la compañía europea en plena fase alcista en bolsa.

airbus

La igualdad con Boeing en significativa, porque los Indicadores le dan la misma puntuación que a la rival europea.

Boeing