El último dato de paro en Estados Unidos fue tan bueno que hizo que a algunos inversores se le volviera a erizar el pelo ante la posibilidad cada día más certera de que a la FED ya no le queden excusas como para seguir manteniendo los tipos de interés cerca de cero. 
A estas alturas y casi siete años después de que la Reserva Federal decidiese anclar los tipos cerca de cero, lo cierto es que ya nadie duda de que la subida será inminente y que lo importante es saber cómo será el ritmo de normalización.

Cuando Janet Yellen, la presidenta de la institución monetaria, anuncie el alza en el precio del dinero, será muy posible que todos los activos de su cartera comiencen a moverse. Algunos estarán más afectados que otros, pero probablemente veremos un gran movimiento en la renta fija. En estos momentos, el tipo de interés del treasury está alrededor del 2%.

Rentabilidad treasury


¿Nos importa esto en España? Fundamentalmente si, sobre todo si usted tiene un plan de pensiones. Casi un 80% de estos vehículos tienen bonos y algunos americanos, incluso. Es decir, que le conviene revisar qué clase de activos tiene su plan o su fondo porque lo que diga Yellen el próximo mes podría afectarle más de lo que usted piensa.

El gestor de Fidelity, Eugen Philalitis, explicaba recientemente en una nota que una fórmula para evitar un desastre en nuestras carteras es apostar por carteras multiactivos en un intento por balancear los riesgos en nuestros títulos. “Es importante equilibrar los riesgos y las exposiciones en nuestras carteras incluyendo crédito, divisas y otros bonos soberanos”, dice el gestor.

Según este gráfico que han preparado en la entidad, los activos más afectados serán los bonos del gobierno, sobre todo los americanos, los bonos de activos con grado de inversión y los REIT’s.
Clases de activos

Activos elegidos:

Los expertos señalan que, además, hay que centrarse sobre todo en la duración de estos activos y que serán los de vencimientos más largos los más afectados. En cualquier caso, en Fidelity explican que “por supuesto que hay algunas clases de activos en las que la duración es un riego menor”. En este sentido apuntan que en estos momentos ven muchas oportunidades en el high yield ya que “tienden a comportarse bien durante los periodos en los que suben los tipos de interés.

Además, en la firma explican que también ven posibilidades de inversión en bonos de cupón variable, es decir, cuyo cupón va cambiando, lo que le permite adaptarse muy bien a los cambios de tipos. Podríamos hablar de préstamos, créditos estructurados…

Por otro lado, “para adaptarnos a un vencimiento más largo en un entorno de baja volatilidad y en el que podría aumentar la inflación, otra opción –dice el gestor de Fidelity- pueden ser los bonos ligados a la inflación”. Sobre todo fuera de Europa en Estados Unidos.

Otro de los activos que podría ser beneficiado de una subida de tipos en Estados Unidos son los bonos emergentes denominados en divisa local, “donde las valoraciones podrían ser muy atractivas ahora”. Es decir, es un activo denominado en una moneda que ahora es más barata que hace un año y cuya rentabilidad en muchos casos ha subido tras los episodios que generó China este verano.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Estrategias para cubrir nuestra cartera de fondos ante una subida de tipos
¿Cómo reaccionarán los activos de su cartera ante una subida de tipos?