Los datos macroeconómicos visten de rojo la apertura de Wall Street en una sesión con varios frentes abiertos. Entre ellos, la comparecencia del presidente de la Fed, Ben Bernanke quien asegura observar “señales tentativas” de que la contracción económica de Estados Unidos podría estar disminuyendo. Para Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada, las buenas vibraciones de Bernanke responden a la “esperanza que tenemos ante este entorno". Según este experto, "llevamos trimestres esperando una luz al final del túnel y los datos macro, sobretodo los referentes al sector de la vivienda, están dando cierta esperanza”.
Ánimo, que se ve reforzado, según el experto, con algunos datos empresariales como las cuentas de Wells Fargo correspondientes al primer trimestre. Escribano cree que estos datos marcan la posibilidad de que las ayudas destinadas a una reactivación de la economía “estén dando su fruto”. En este sentido, a Diego Escribano le parece correcto este optimismo del presidente de la Reserva Federal ya que “hay que devolver la confianza tanto al sector financiero como a nivel empresarial”. 

No obstante, estas palabras de ánimo de Bernanke llegan en una jornada en la que los inversores conocían que las ventas minoristas de marzo sufrían un recorte del 1,1% para sorpresa de los analistas y  que los precios al productor también recortan un 1,2%. Respecto al primero de los datos, Diego Escribano señala que hemos visto cómo “se han mantenido muy sólidas las ventas de alimentación y salud”, lo que quiere decir que “el consumidor americano ha vuelto a basar su consumo en los elementos de primera necesidad”. El experto señala que el decrecimiento se ha producido en parte a que “no han acompañado en el mercado las ventas referentes a la parte electrónica e indumentaria”.  Escribano destaca que “los tipos de interés a largo plazo no han dado lo suficiente como la refinanciación hipotecaria” y por lo tanto no hay “más margen para seguir gastando en temas que no sean de primera necesidad”. Esto se traduce  -dice el experto- en cierta “tensión” y en que no hayamos ido hoy “a atacar niveles de 870 puntos” y sin embargo, “nos mantengamos en el entorno de espera entre el soporte de 793 puntos y 815 puntos y la resistencia en torno a los 875 puntos”.

Por otro lado, los resultados empresariales nos traen la cara de la jornada. Hoy conocíamos que Goldman Sachs ha ganado un 13% en el primer trimestre de 2009. El director de asesoramiento financiero ve como “muy buenos” estos resultados. Unos resultados que parece que no se traducen en alzas para las acciones de la entidad financiera que comienzan la jornada con recortes superiores al 5% debido "a la ampliación de capital de 5.000 millones de dólares para repagar parte de los 10.000 millones de dólares concedidos por el Gobierno" asegura este experto financiero que aún así, quita hierro al asunto. "No es algo dramático", dice. "El valor cae por la ampliación de capital y dilución, pero no por el fondo, que en principio, es bastante positivo".

Y si la cara es para las cuentas de Goldman Sachs, la cruz es de nuevo para General Motors después de que un día más, haya voces que apuntan a la posibilidad de una quiebra. Para Escribano todo indica que el “1 de Junio pueda entrar en bancarrota”, y que “la compañía se va a despedazar, convirtiéndose en una pequeña compañía fabricante de automóviles. Se tendrá que desprender de muchos activos para repagar su deuda y así, poder reestructurarse”, asegura el experto que cree que  en este entorno y “con la falta de transparencia y poca viabilidad a corto plazo es normal que “la gente no quiera tener sus carteras en General Motors”. En general, el experto sigue recomendando “estar lo más lejos posible de este sector”.

En cuanto a las recomendaciones a corto plazo, Diego Escribano tiene “mucha esperanza en los resultados de Intel”. Matiza que éste quizás sea “un catalizador para el especulador a corto plazo” para entrar en un sector como el tecnológico”. Escribano apunta que este sector “ha ido muy bien en el año” y recomienda tres valores de referencia como “Cisco, Apple e Intel”. Sin embargo advierte de que continuamos en un entorno de prudencia en el que reitera compañías con mucha visibilidad como “Teva Pharmaceutical, o CVS”. Es decir, Escribano apostaría por “seguir manteniéndonos defensivos”. No obstante, para aquel que quiera “apretar un poco el acelerador”, recomendaría “el sector de la tecnología”.