Orange ha convencido al mercado con sus resultados del tercer trimestre. Esto ha hecho que los inversores se muestren más positivos con el sector de las operadoras europeas, convirtiendo con ello a Telefónica en la líder del Ibex 35. 

La operadora francesa Orange, que este verano culminó la adquisición de Jazztel, ha sorprendido gratamente al mercado con sus cuentas del tercer trimestre del año, periodo en el cual obtuvo un ebitda de 12.300 millones de euros, frente a los entre 11.900 millones del mismo periodo de 2014 y los 12.100 millones que esperaba el consenso. En los nueve primeros el ebitda de Orange se situó en 9.364 millones, un 0,4% menos. Los ingresos del tercer trimestre crecieron un 0,5%, hasta 10.284 millones.

Gracias a estos números, que quedaron por encima de lo esperado, la operadora ha elevado sus previsiones de beneficios para el conjunto del año, apoyándose especialmente en su negocio en Francia. Además, se observa un rápido crecimiento de su negocio de fibra en España gracias a la migración de los clientes de Orange a la red de fibra de Jazztel.

Hoy Orange celebra sus resultados con un primer puesto en el EuroStoxx 50. La operadora sube más de un 4% y ataca la directriz bajista que nació en los máximos de marzo de este año. Si Orange logra confirmar por encima de los 15 euros al cierre, será una buena noticia, pues romperá con la tendencia bajista de medio plazo, superará la resistencia del 23,6% de Fibonacci y podría ir a buscar los 16 euros e, incluso los máximos anuales en 16,50.

Hay que tener en cuenta que el RSI se está acercando a zona de sobrecompra, lo que nos hace ser más precavidos aún con la posible ruptura de resistencias. Mejor dejar asegurar para no llevarnos un susto con una falsa ruptura. Así pues, si viéramos que Orange no confirma por encima de los 15 euros, podría retroceder a los 14, donde encuentra un soporte marcado por el 38,2% de Fibonacci.

orange



Las subidas de Orange animan, además, a otras operadoras francesas. De hecho, en nuestro mercado Telefónica está liderando las ganancias del Ibex 35. La compañía española rendirá cuentas el próximo día 6. El consenso de mercado espera que anuncie un beneficio trimestral de 916 millones de euros, un 9,71% menos que en el mismo periodo del año anterior, y unos beneficios de 11.600 millones de euros, un 10,91%. Al hilo, José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV, comenta que “Telefónica va a presentar unos sólidos números de crecimiento en Latinoamérica independientemente de que el efecto divisa tenga un impacto en las cuentas de resultados”.

Técnicamente Telefónica se ha estancado entre 11-11,50 euros. Actualmente el precio está volviendo a superar la resistencia de los 11,30 euros marcada por el retroceso de Fibonacci del 23,6%. Además, Lizán cree que “el valor podría volver a los 12,30-12,40 euros, y ahí sería una zona de descarga, por lo que veo a Telefónica como una oportunidad de trading a corto plazo”. (También le puede interesar: ¿Es momento de aprovechar el último rebote de Telefónica?)


telefonica