Creo que vemos una sesión un poco de espera. Lo más importante de todo es la reunión mañana del BCe donde estaremos atentos un poco no solo al discurso de Draghi sino en el cambio de previsiones macroeconómicas. Ahí es donde se puede manejar toda la tensión. Sobre todo por cuándo puede comenzar el tapering.
 
También hay que ver la reunión de la Fed aunque habrá que ver si sube tipos como se está descontando.

Creo que ahora mismo en este momento teniendo en cuenta el calendario de elecciones en Europa, sobre todo con Francia, de alguna manera el BCE no se va a plantear un debate serio o un tapering o normalización por lo menos hasta que no pasen las elecciones francesas.

Todo eso, pese a que las encuestas son positivas. Con lo cual el debate tendrá que hacerse a partir de la segunda mitad de este año. Hay un mensaje positivo en cuanto a la normalización, pero creo que los mercados están inflados por las políticas genéricas de inyección de liquidez.

Declaraciones a Radio Intereconomía