En el mes de enero, 166.495 líneas telefónicas fijas de empresas se dieron de baja del servicio lo que acentúa la tendencia que de caída que se inició en el mes de junio y que en el último semestre de 2009 sumaron casi 192.000 líneas menos, según los datos de la CMT. Esta es una de las caída más fuertes registrada en el sector empresarial de telefonía fija y supone un importante salto sobre los dos meses precedentes que tuvieron una desconexión de alrededor de 47.500 cada mes. Al finalizar el mes de enero había 6.860.380 líneas de negocios, el 3,05 por ciento menos que hace un año.
La telefonía residencial subió en 99.211 líneas con un total de 13.100.292, lo que supone el 1,08 por ciento más que hace un año.

Destaca el incremento del 21,1 por ciento de números fijos que cambiaron de operador conservando el número, con 97.646 cambios.

También hay que señalar el cambio de tendencia en la modalidad de preselección de operador que creció en 4.488 frente a la caída de 2.441 de hace un año y es el primer mes que sube desde noviembre de 2007.

El saldo total de líneas fijas (empresas y residencial), cerró el mes de enero con una pérdida de 67.284 líneas, el 0,38 por ciento de caída y un total de 19.960.672. La penetración es de 43,4 líneas por cada 100 habitantes frente a las 43,2 de hace un año.

La banda ancha creció en 73.089 líneas, un 12,1 por ciento más que hace un año, porcentaje inferior al 19,9 por ciento de incremento que registró en enero de 2008.

De las nuevas líneas, 61.653 correspondieron a tecnología DSL y 11.436 a cable modem.

En total hay 9.133.692 líneas de banda ancha en España de las que 7.344.592 son DSL (un 13,1% más que hace un año) y de ellas 5.172.387 son de Telefónica (un 12,4 más que hace un año) que tiene una cuota del 20,32 por ciento del mercado total de banda ancha.

El cable modem cuenta con 1.789.100 líneas, un 8 por ciento más que hace un año.

La penetración de la banda ancha es del 19,8 por ciento frente al 17,7 por ciento de hace un año.