China se ha convertido en un mercado maldito, del que nadie se fía tras las fuertes caidas de la bolsa en agosto. ¿Ha dejado esta bolsa atrás lo peor o todavía hay riesgos? Sobre estos temas y las oportunidades de inversión en el sector consumo hablamos con Raymond Ma, gestor del Fidelity China Consumer Fund.
¿Cree usted que los temores que suscita China en el resto del mundo son razonables?
Creo que es la incertidumbre lo que ha hecho que los inversores tengan menos deseos de tomar riesgos en China. Por eso hay mucha gente que está tratando de abandonar el país y esto es lo que ocurrió.

Para mí, lo más importante es mirar a dos cosas. Para que la bolsa suba es necesario que los beneficios de las compañías se reanuden. En segundo lugar, también necesitamos liquidez, que la gente tenga el dinero para comprar.
Si vemos al mercado chino desde el lado de la liquidez, desde agosto he comenzado a ver una mejora en la M2 y creo que habrá que vigilar si continúa esta tendencia. Pero en general diría que China tiene espacio para seguir recortando los tipos de interés.

También hay espacio para recortar el Required Reserved Ratio, el coeficiente de caja. En este caso yo diría que los inversores chinos no carecen de la liquidez que necesita el mercado de renta variable para rebotar.

Si el año que viene los ingresos de las compañías se recuperan razonablemente será posible que los márgenes de las empresas se expandan. Por otro lado, desde el punto de vista de las inversiones de las empresas hay más incertidumbre.
Creo que podemos esperar que hay oportunidades para la recuperación de la bolsa, si asistimos a una recuperación de los beneficios y de la liquidez. Necesitamos que se produzcan estas dos situaciones. Si esto sucede, lo que podemos esperar en las bolsas durante los próximos 6-12 meses es que las cotizaciones se muevan en rango y toquen suelo.

¿Si la agenda de reformas del gobierno chino no se produce tal y como esperan ustedes, cree que podremos asistir a un nuevo episodio de volatilidad como el que vivimos el verano pasado?
Claro, pero creo que lo más importante es que el gobierno mejore su comunicación con los mercados sobre lo que tienen pensado hacer. También necesitamos una mejor ejecución de la agenda de reformas previstas. Si no lo hacen, obviamente, será más difícil eliminar la incertidumbre.

¿Qué cree que va a pasar? ¿Tienen confianza en el gobierno después de lo que ha ocurrido en los últimos dos meses?
Creo que los próximos meses hasta noviembre van a ser muy importantes y hay que estar muy pendientes. En esa fecha se reúne el gobierno y el partido comunista para hablar de las medidas y las políticas. Creo que las noticias que se deriven de esa conferencia van a ser muy importantes.

¿Cree que la reciente visita del presidente Xi Jinpin a Estados Unidos puede haber ayudado a que el resto del mundo comprenda mejor a China?
Creo que algunos resultados de los que se han anunciado muestran la visibilidad de los resultados de esa visita. Creo que la gente de Estados Unidos y China deberían tener una relación de comprensión mutua para evitar futuros conflictos. Desde ese punto de vista creo que la reunión ha sido positiva.

Si miramos desde el punto de vista del consumo, en China sólo aporta alrededor de un 40% del PIB en comparación del 70% que genera en Europa y Estados Unidos. ¿Deberíamos pensar que hay espacio para que siga creciendo?
Efectivamente, todavía tenemos un periodo de crecimiento de unos 15 años para alcanzar ese porcentaje en China.

Si a esto le sumamos que usted afirma que el consumo seguirá creciendo a ritmos de alrededor de un 10% anual. ¿Hay una oportunidad de inversión en este sector a pesar de los temores?

También oportunidades para el resto del mundo también, por ejemplo en relación al turismo. Lo podéis ver en España, donde cada vez hay más turistas chinos, o en Francia, donde acuden a comprar vino. Creo que el turismo chino implica una forma de expandir el consumo fuera de nuestras fronteras y eso ya ha comenzado.

Si miramos desde el punto de vista de un inversor, como usted, ¿cuáles son las temáticas de inversión? ¿Dónde están mirando ahora?

Creo que hay un sector que ha penetrado muy bien en las zonas urbanas de china, el de los terminales telefónicos al nivel del resto del mundo desarrollado porque el país es el principal fabricante de smartphones. Lo que yo estoy mirando es al ciclo de actualizaciones de estos teléfonos y otros productos y es una temática muy importante para mí.

En segundo lugar, miro a los servicios. Hasta ahora en China no se pagaba por el servicio, como por ejemplo cuando vas a un restaurante y eso es algo que está cambiando; los servicios comienzan a ser algo más valioso para la gente del país.

En este sentido necesitamos servicios financieros –seguros-; turismo, hospitales. Es interesante que en China le pagas al médico un dólar, pero seguro pagas 30 dólares por las medicinas, al contrario de lo que ocurre en los países desarrollados. Esta clase de servicios necesita más atención.

Creo que en su fondo también se presta mucha atención a las empresas de ventas online, que suponen ya casi la mitad de las ventas de todos los productos en China. De hecho, ustedes tienen algunos gigantes como Alibaba…

Alibaba es una empresa dominante que en estos momentos presenta crecimientos del 25% y posiblemente puede crecer más. Hay otras como JD.com. Creo que también hay otras más pequeñas que ofrecen servicios como la compra de tickets, o que te llevan la comida a casa. Y es en este tipo de compañías donde estamos viendo incremento de los ingresos.

Usted dice que hay algunas compañías chinas que han comenzado a apostar por la innovación. Es el caso de Huawei , el fabricante de teléfonos, que ha sido uno de los causantes de la ralentización de la entrada de Apple en el mercado chino.

¿Cree que vamos a ver más casos de este tipo a partir de ahora?
Creo que vamos a ver cada vez más este tipo de cosas. Hay, por ejemplo, una gran cantidad de trabajadores que han dejado Huawei y que han puesto en marcha su propio negocio llevándose consigo la cultura de la empresa, como por ejemplo la innovación. Muchas empresas han tenido mucho éxito y algunas compañías van a salir a bolsa.

¿Puede decirnos cuáles son los sectores por los que apuesta en su fondo?
Nos gustan los seguros, internet. Hay que decir que este año la evolución de internet no ha sido muy buena no por el crecimiento de ingresos, sino por el aumento de los gastos operativos, aunque el año que viene será mejor.
Servicios medioambientales, como gestión de agua. Algunas marcas de consumo básico o discrecional y servicios.

¿Cuál ha sido la rentabilidad de su fondo después de las caídas de la bolsa en agosto?
Contra el MSCI China Index tiene una rentabilidad positiva de un 2%. Los dos primeros trimestres del año lo hicimos peor que el índice porque subió mucho por su peso en cíclicos, pero después de la corrección lo hemos subido más. Creo que esta tendencia continuará porque yo invierto menos en cíclicas y más en sectores que reflejan el crecimiento secular de la economía.

Estas son las 10 primeras posiciones de la cartera del  Fidelity China Consumer Fund

China


QUIZÁ LE INTERESE LEER: ¿Dónde están las oportunidades de inversión en China?