La última sesión del semestre siempre es importante de cara a los fondos de inversión, valoración de carteras y pondera a los mercados de forma importante. En cierto modo, asistimos a ese maquillaje del que se habla en los mercados. Sin embargo, más que durante la sesión de hoy, el Ibex tendrá que aguantar los niveles actuales de cara acercarse de nuevo a los 15.000 puntos. La ausencia de operaciones corporativas está motivando la falta de movimiento en los mercados. Estamos asistiendo a un cambio de sesgo en toda Europa y a un movimiento defensivo en las últimas dos horas del Ibex, que intentará mejorar el máximo de 14.850 puntos durante el día. De las compañías grandes que componen el selectivo, las más relevantes están en rangos intermedios y sin noticias de especial impacto. Incluso las eléctrica, que son las que dan más recorrido, están en rangos muy estrechos y en situación de conformidad. La entrada de BME en el selectivo son noticias muy positivas y además benefician a su cotización en virtud de los rumores que corren por la oledada de opas en el sector. Estas operaciones “le vienen muy a su favor y, aunque parece un valore que está sobrevalorado, no para de subir” destaca Esteban. La recomendación para quien tenga la acción será la de “mantener” y parece arriesgado entrar como una apuesta segura. La entrada en el Ibex será un punto a su favor, pero en relación a otras noticias, es mucho menos importante.