El comportamiento que tuvieron los índices y materias primas durante 2015 también tuvo su efecto en las carteras de los  grandes patrimonios. De hecho, tal y como lo muestra el índice de billonarios de Bloomberg, más de 19.000 millones de dólares “volaron” de las carteras de las 400 personas más ricas del mundo durante el ejercicio.
 

Dicen que mal de muchos…consuelo de tontos. Pero lo cierto es que cuando hasta los más ricos pierden, puede que el problema no esté en uno mismo. De hecho, Carlos Slim se erige como la persona que más dinero perdió al calor del desplome que experimentó la operadora América Móvil.  Unas pérdidas de más del 25% que dejó minusvalías del entorno de los 20.000 millones. Y eso después del intento de los reguladores de romper su negocio. El magnate mexicano baja hasta el puesto número 5 de la lista.

Warrent Buffet podría presumir de tener su primer retorno anual negativo desde 2011. El Oráculo de Omaha perdió 11.300 millones de dólares durante el ejercicio y quedó por debajo en el ranking de Bill Gates, la persona más rica desde mayo de 2013, que vio a Microsoft caer en torno a 3.000 millones el pasado ejercicio, según los datos mostrados por Bloomberg

Las pérdidas de Gates y el continuo avance de Inditex – que sólo en 2015 subió más del 33% - llevaron a Amancio Ortega a la parte más alta de la lista, que además vio crecer su patrimonio por encima del de Buffet y Slim, desde los 12.100 millones hasta los 73.200 millones de dólares.  El incremento de su porcentaje es inferior al que tuvo el “ganador” del ejercicio y fundador de Amazon.com, Jeff Bezos. El millonario añadió algo más de 31.000 millones a su fortuna, deshaciendo las pérdidas de 7.400 millones de 2014 y haciéndole pasar del puesto 16 al número 4.



Fueron Bezos y Ortega los que dominaron en los beneficios, añadiendo 43.000 millones entre ambos. El comportamiento de los dos billonarios contrastó con el de la familia propietaria de la mitad de los Centros Wal-Mart, que perdieron en su conjunto alrededor de 35.000 millones dólares.

Sin embargo, las pérdidas también tocaron a cerca de 49 multimillonarios, incluyendo al presidente ejecutivo de GlenCore,  Ivan Glasenberg,  y Wang Jing, inversor de telecomunicaciones chino que perdió un 86% este año.

Según los cálculos de Bloomberg, las 400 personas más ricas del mundo controlan en su conjunto 3,9 trillones de dólares, más que el PIB de cualquier país en la Tierra excepto Estados Unidos, China y Japón. 

Sin embargo, fueron los multimillonarios chinos los que tuvieron un comportamiento más errático en 2015. El primer día de ese año, había 23 multimillonarios chinos en el índice con un patrimonio total de 205.000 millones de dólares. En el pico del 27 de mayo, había 31 con un patrimonio de 348.000 millones mientras que a cierre de diciembre, el número total de inversores son 28 con un patrimonio de 256.000 millones.  Según el mercado ha aumentado, China se ha convertido en una fábrica de multimillonarios, con más de 50 nuevos millonarios acuñados en la primera mitad  del año. En julio, la burbuja estalló. De los 50 millonarios creados en la primera mitad del año, sólo 19 se mantenían multimillonarios en agosto.

Por sectores, la tecnología volvió a ser el que mejor retorno tuvo para los milmillonarios. Los 44 ricos tecnológicos añadieron 81.000 millones a su patrimonio, liderados por los 31 millones de Bezos. El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg,  ganó 12.000 millones en el período en el que la red social se embarcó en nueva formas de publicidad en móviles y con una vasta audiencia que sigue creciendo. La fortaleza y las ventas también impulsaron las fortunas de Sergey Brin y Larry Page, cofundadores de Google – ahora Alphabet- que ganaron en su conjunto 20.000 millones.

Por el contrario, aquellos relacionados con las materias primas vieron sus fortunas mermadas al calor del colapso en los precios de los carburantes, cobre, acero y otros recursos naturales, que se llevaron 32.000 millones de sus fortunas.

Te interesa ver:

La cartera de Warren Buffet  o Los ETFs de los  billonarios no son una buena opción de inversión