“La firma del acuerdo de Grecia es un alivio porque, si no hubiera llegado, podría haber tenido un efecto carambola con otros países, como Italia o España”, dice Victoria Torre, responsable de productos y análisis de Selfbank.

Se creía que el BCE participaría en el rescate pero, al final, “no lo ha hecho, aunque podría destintar los intereses de la deuda que tiene del país heleno para el rescate”.

A pesar de los 130.000 millones que recibirá Grecia, “ya hay voces que ya apuntan que, para alcanzar el objetivo de la reducción de la deuda hasta el 120% a 2020 se necesitarían 50.000 millones más, pero vamos a respirar tranquilos por el momento”, dice la experta.

Gas Natural ha presentado sus cuentas antes de la apertura de mercado. “Sus números han quedado un poco por debajo de previsiones pero, no obstante, ha aumentado su crecimiento un10,3% más, aunque tiene otros problemas encima de la mesa, como el déficit de tarifa. Por ello, actualmente es una compañía con menos potencial que otras del mercado español”.