José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citigroup en España, comenta que “estamos viendo una moderación de la volatilidad y vamos a ver si las autoridades consiguen reducir la incertidumbre. Con ello, los mercados deben actuar de forma racional, pues ahora no lo están haciendo”.
El experto dice que “nos tenemos que fijar en los datos macro, pues la Fed reconoció que son clave para decidir si a finales del próximo mes ponen en marcha un QEIII”.

Por ello, hoy habrá que vigilar con especial atención “el dato de desempleo de Alemania, ADPs de empleo privado en USA y mañana la subasta de deuda que será un buen indicador para el mercado”.

Hemos visto mucha irracionalidad "que no se corresponde con los fundamentales pero si iniciamos un proceso de mucha volatilidad, esto puede impactar en los fundamentales. Eso es lo que temen las autoridades, pues puede tener un impacto negativo en el crecimiento", reconoce el estratega de Citigroup en Radio Intereconomia.

Acerca de las perspectivas dice que el mercado dependerá de los datos macro, que ya sabemos que no serán buenos – según lo adelantado por el presidente de la FED- y esto "ya está en precios pues las valoraciones reflejan en algunos casos un escenario de recesión. con lo que todo lo que signifique descontar un escenario de moderación de crecimiento no será malo”. El otro factor es el que depende de las autoridades “pues se reflejaba un escenario de mayor flexibilidad, nuevo paquete financiero a Grecia, en agosto se propusieron medidas adicionales para controlar el déficit público…lo que tendría una incidencia positiva para los mercados pero siempre que se lleven a cabo”.

Este experto además recuerda que septiembre y octubre serán importantes pues en agosto hemos visto el peor comportamiento en todos los mercados – renta variable, renta fija y fondos de dinero – con salidas de dinero esperando para entrar. Tiene que volver y “espero que en términos de valoración, las bolsas sean las más beneficiadas”.

Se preguntan qué harán las empresas con tanto cash flow. La parte positiva es que las compañías lo están haciendo muy bien pero ese volumen de cash lo pueden emplear en  comprar acciones, invertir o comprar en el exterior y  “me temo que esto irá a recomprar mercado, que no es la mejor forma de generar valor aunque en este momento es fundamental reducir la volatilidad”.