Los fondos de inversión que peor lo hicieron en 2010 fueron los referenciados a la renta variable española pero, ¿se salvó alguno? Según Daniel Aymerich, gestor de fondos de Inversis Banco, comenta que “sí que hay un fondo referenciado al Ibex 35 que ha destacado, el Aviva Espabolsa”.

Este fondo “tiene un estilo muy value, es decir, compra a empresas a muy buen precio, lo que les da un soporte en tiempos de caída de mercado y, además, su gestor, Iván Martín, se fija en compañías con sólidos flujos de caja, baratas y con buenas perspectivas de futuro”.

Dentro de la renta variable española, el gestor ofrece como alternativa un fondo growth “que lo suelen hacer mejor en momentos alcistas de mercado, el Gesconsult Crecimiento, que ha caído un 4% en 2010, pero ha aportado valor frente al Ibex 35, que cayó un 14%”.

De cara a 2011, el experto afirma que en Inversis Banco “seguimos muy positivos en emergentes, si bien, tenemos que ser selectivos, por ejemplo, nos gusta Asia Pacífico, pero no Latinoamérica, porque las empresas ya están caras allí, ni tampoco Europa del este, cuyos fondos son muy dependientes de lo que haga el petróleo”.

“Tenemos que estar invertidos en Asia Pacífico, por ejemplo, a través del fondo Templeton Asian Growth o el Skandia Asia Pacifico o, incluso, combinando ambos”.

A la hora de invertir en renta fija a través de fondos el experto avisa de que “hay que tener en cuenta la duración de la cartera pues, cuanto mayor sea ésta, mayor riesgo tenemos de que con la subida de los tipos de este activo se deprecie el valor de los bonos en cartera”. Por lo tanto, “no estamos recomendando entrar en fondos de renta de deuda soberana europea, ni a largo, ni a corto”.

En cambio, las perspectivas para 2011 de los fondos High Yield son buenas para Aymerich: “en 2010 han funcionado muy bien y van a seguir teniendo recorrido al alza. Además, en un entorno de tipos bajos, el High Yield nos protege de una hipotética subida de tipos de interés porque el spreads es tan grande que ejerce como colchón y, aunque no tengan tanta rentabilidad como en 2010, hay que estar invertidos en este activo”.

Para los inversores que quieran tener exposición a renta variable cuyo perfil de riesgo sea intermedio Aymerich recomienda “el fondo Belgravia Epsilon, cuya exposición a renta variable está en función de la decisión del gestor y el resto de la cartera puede estar en renta fija o liquidez e, incluso con la parte de renta variable, puede realizar coberturas con futuros para bajar el riesgo. Por lo tanto, en las subidas no va a subir tanto, pero en las bajadas va a tener mucha protección”.

Para los inversores más arriesgados aconseja “la renta variable small caps a través de los fondos Threadneedle Small Caps y el Legg Mason US Small Caps Opportunity”.