Por fin el Ibex 35 está rompiendo la directriz bajista que llevaba meses presionándolo. La banca, con la ayuda de OHL, le da alas para hacerlo. Ahora, ¿hacia dónde miramos?

El Ibex 35 se sitúa por encima de los 10716 puntos, con lo que logra escapar a la directriz bajista de medio plazo que había dibujado desde los máximos de 2014. Si logra cerrar la semana por encima de dicho nivel, el selectivo ya sólo encontrará un obstáculo intermedio en los 11.000 enteros antes de volver a tocar los 11.200 puntos.

Aún así, que estas subidas de corto plazo no nos engañen, con mayor perspectiva se puede observar que el selectivo español lleva más de un año sumido en un amplio lateral entre los 9.600 y los 11.200 puntos.

Los principales culpables de este escape alcista que está experimentando el Ibex 35 son los bancos. Por fin las financieras han reaccionado, pues también por su culpa el selecitvo español se había quedado retrasado con respecto a otros índices como el Dax, el CAC o el EuroStoxx, que ya habían logrado superar máximos del año pasado y, en el caso alemán, incluso históricos. Y, es que, la incertidumbre griega penalizaba a los bancos, que son las acciones más ligadas al ciclo. Sin embargo, ante el aparente acercamiento de posturas entre Europa y Grecia que podría culminar el próximo lunes en un acuerdo de devolución de las ayudas satisfactorio para ambas partes (o, al menos, en un crédito puente), los banco se disparan descontando este escenario. También han ayudado los buenos datos de PIB europeo (la eurozona creció un 0,9% en dato interanual, por encima del 0,8% previsto) que han hecho que los inversores se animen a comprar bancos y compañías ligadas al ciclo, como también lo son las constructoras.

Con este telón de fondo, y si las declaraciones del ministro de Economía alemán que se ha apresurado a afirmar hace un rato Grecia y Europea están lejos de llegar a un acuerdo, el Ibex 35 continuará subiendo apoyado en bancos y constructoras.

ibex 35


En cabeza del Ibex 35 se cuela OHL. La compañía se dispara un 7,74% hasta los 22,75 euros y supera la resistencia de los 21,7 euros que le estaba frenando estas semanas.

Bankia se convierte en la segunda acción más alcista con una revalorización del 6,24% hasta los 1,24 euros. En este caso la subida le lleva a superar la directriz bajista de medio plazo que había emprendido en diciembre. También en tercera y cuarta posición cotizan dos bancos, Caixabank (4,70% de subida que le llevan a romper los 4 euros) y Popular (4% de subida que también le acercan a los 4 euros, zona por la que pasa la media móvil de 40 sesiones).
Además, los dos grandes bancos también cotizan con alzas destacables. Santander sube un 2,61% y confirma por encima de los 6,30 euros, aunque no termina de cerrar el hueco de la ampliación de capital en los 6,50 euros; mientras, BBVA se dispara un 3% y ataca la vital zona de los 8,50 euros que supuso un suelo para el valor durante gran parte del 2014.

Tan sólo tres valores cotizan en negativo. Desde primera hora el más penalizado es Gamesa, que apenas se deja un 0,36%, un porcentaje ínfimo comparado con el 24% que sube en el año y que, además, le viene bien para descargar sobrecompra. Junto a ella encontramos a IAG (0,16%) y Enagás (0,02%).