Sesión de vértigo y pánico en las bolsas europeas y por ende en la española. La volatilidad fue la reina del parqué y finalmente el Ibex 35 cerró con un recorte del 5,20%. En opinión de Eduardo Bolinches director de Bolsacash, “hemos visto bajadas espectaculares, no tienen otra palabra” y es que “el mercado iba avisando y se han perdido niveles importantes”. “Ahora está comenzando lo que era inevitable –explica el experto- y lo que muchos gobiernos como el de EEUU intentaban evitar se está cumpliendo”. “Hemos visto bajadas espectaculares –apunta el analista- y los cinco primeros valores del Ibex le han quitado 514 puntos”.
De poco sirvió hoy el recorte de tipos de interés a nivel mundial, Bolinches opina que “hemos marcado récord, las medidas son cada vez más caras y duran menos y hoy han durado cuatro minutos”. “Es lo que hay, cuando las cosas tienen que seguir por su cauce no hay entidad persona ni gobierno que lo cambie, lo único que se hace es comprar tiempo y hacía tiempo que teníamos que estar más abajo”. Según explica el experto, “la teoría Dow establece que cuando se pierde el 50% de un movimiento principal, estamos ante una gran oportunidad de recorrer a la baja el resto” lo que nos haría ver “un Dow Jones en el 7.500 y un Ibex en 5.300, ese es el precio objetivo que trabajamos ahora mismo”. “La teoría funciona hace años y se está acelerando en formato de cierto pánico”, matiza el analista. El director de Bolsacash recuerda que “la gente sólo piensa en comprar”, “las consultas son siempre cuándo y dónde compro a largo plazo, la gente sigue con la visión de comprar y hay que hacer lo contrario, estamos en un perfecto mercado con tendencia, sólo que es bajista y va a durar en el tiempo”. Ante este panorama, “hemos perdido el nivel de 10.660 en el Ibex, que es el 50% de la subida desde octubre 2002 hasta máximos del año pasado, lo que implica –apunta el analista- que nos podemos ir con facilidad al 5.300 para el Ibex”. “No lo haremos a esta velocidad –matiza- porque sería un crack importante, seguirán poniendo los medios que se les ocurran, pero si siguen funcionando cuatro minutos…”. El experto pone de manifiesto que en los “9.800 puntos del Ibex tendremos un receso con un rebote de diez o más días, pero la gente ha de tener en cuenta que el mercado es bajista, ir a por rebotes es ir contra tendencia y si lo hacemos es porque estamos pegados a la pantalla o porque somos profesionales”, mantiene. “No ha llegado el momento de comprar a largo plazo, ya veremos cuando estemos en el 5.300 del Ibex qué hacemos”. Bolinches reconoce que “hay que meter el máximo miedo posible, hay que mantenerse en liquidez, en renta fija de primera calidad o en el oro que despertará más de lo que la gente piensa. Si hay que hacer algo es conjugar el verbo vender y no comprar”. La cara y la cruz de la jornada la vivieron hoy Iberdrola Renovables y Técnicas Reunidas, en relación a esta última, Bolinches mantiene que “valía 60 euros a principios de año y ahora está en 22” por lo que “está en bajada libre, y en esta situación con un mercado bajista es una temeridad tener valores en cartera. Hay que tenerlos a corto con sus stops loss y a disfrutar del viaje bajista”. El valor cambiará de tendencia “cuando recupere los 30 euros. Escuece ver como desde que perdió los 29 baja y baja, pero es así”, resume. En cuanto a Iberdrola Renovables, “es otro valor en caída libre, hoy ha entrado algo de dinero y habrá que saber de quién es, maquillaje o gente caza ganga” pero “ha sido el valor más volátil en amplitud de rango del selectivo”. Además “estaba en 6 euros y ahora en 3, en caída libre”, explica. Para Bolinches el mercado ya no atiende a fundamentales, “el mercado dicta sentencia, la bolsa no está barata en términos de PER pero lo que vemos es el descuelgue fuerte resultado de los dos o tres avisos que tuvimos en los últimos quince días”. Ahora sería momento, según el director de Bolsacash, de entrar a invertir en “oro que aún está barato y más aún la plata. Manejamos un precio de 1420 euros para la onza de oro en el mes de abril o mayo y ahí estamos posicionados, tranquilos e invito a la gente a que compre oro” pero “no para especular sino para mantener de cara a que pegue la gran subida porque es el único activo en el que uno estará protegido ante la tormenta que viene”. “Sigo metiendo miedo a la gente –reitera- para que no entre a comprar y el mercado nos dirá si estamos equivocados o no” .