Los grandes protagonistas deberían ser los resultados empresariales en EEUU que, sin salir decepcionantes, genera cierta tensión. Esta decepción se une a la necesidad de buscar noticias positivas para que los mercados puedan abordar nuevos máximos. En el medio plazo la sensación de los mercados es positiva.
Hoy se espera una sesión algo floja por la ausencia de grandes referencias macro y después de algunas aclaraciones de miembros del BCE y Ministro de finanzas alemán, que han dejado expectativas positivas de la economía alemana y subida de tipos que debería continuar en unos entornos de liquidez generosa.