La clave de la FED está en fijarse en el momento preciso en que retirará los estímulos. “Lo que está claro es que a finales de año, cuarto trimestre, comienza a ser el momento en que hay que fijarse nuevamente para esta retirada de estímulos”, explica Mario Lodos, analista de Banco Sabadell.

Este experto además reconoce estar pendiente de la reunión de hoy en Jackson Hole y “honestamente pensamos que, si Bernanke no va, no parece que vaya a haber mensajes muy contundentes. Podría haber alguna precisión respecto al paro – porque algunos de los miembros están pensando en rebajar el objetivo – pero pensamos que esta reunión no debería ser determinante, dada la ausencia de muchos miembros destacados”.

El Ibex35 cotiza con avances después de varias jornadas con correcciones. Lodos declara en Radio Intereconomía que la primera corrección “ya se ha producido y los primeros días de la semana hubo una combinación de miedo por la retirada de estímulos, el impacto negativo en las divisas emergentes, que lo están haciendo bastante mal”. Para el final de la semana “es difícil ver hacia dónde se pueden ir los mercados, quizás con los PMI tengamos una semana más inclinada hacia el lado negativo”.

Cuando hablamos de la mejora económica, se habla de un dato tímido y “no será un cambio muy sustancial pero sí empezaríamos a marcar suelos y a ver crecimientos discretos este año”.

En el sector bancario, a la banca mediana le queda algo de recorrido. “Todo dependerá del escenario temporal en el que se plantee la inversión. Los bancos centrales han establecido una política que a corto plazo no se podría traspasar a la entidades pero que a más largo plazo podrían mejorar un poco más, con un potencial interesante a largo plazo”. Hay noticias pendientes que podrían alimentar las subidas pero que también se con el tema de los test de estrés que generará algo más de ruido e incertidumbre en los mercados”, concluye.