Jornada muy volátil en el parqué español con un selectivo que moderó sus avances tras ver los números rojos en la apertura de Nueva York. El Ibex se situó al cierre un 0,54 % arriba en los 11.881,80 puntos. José Lizán, analista de Nordkapp opina que “ha sido una sesión muy volátil en el que el dato del PIB en EEUU – que creció un 1,9% en el segundo trimestre- ha sorprendido negativamente aun mercado alcista”. Aunque “la relajación” del precio del crudo desde los 145 dólares hasta los 120-125 dólares “ha animado al mercado y a que el tono sea algo más positivo”, añade el analista. Un mercado indeciso “donde los resultados empresariales no han sido demasiado malos, pero la macro muestra ese deterioro económico cada vez más evidente con una incertidumbre que está lastrando los índices”, resume Lizán.
Volatilidad en el mercado español en una sesión en la que conocimos numerosos resultados empresariales. No obstante, los más importantes fueron los de Telefónica y Repsol YPF -la operadora vio reducido su beneficio un 6,2%, mientras que Repsol consiguió un incremento de un 24% debido, en gran medida, al aumento que experimentaron los precios del crudo-. José Lizán, analista de Nordkapp califica estos resultados como “sólidos”. Asegura que “todos los ojos estaban pendientes de Telefónica después del susto de Vodafone, pero -la empresa española- ha cumplido su previsión de beneficios”. El analista explica como, en este caso, “los ARPU’s –consumo medio de los usuarios de telefonía móvil-, que tanto lastraron los resultados de Vodafone, en el caso de Telefónica se ha compensado la caída en voz con el tráfico de datos lo que ha mostrado –añade Lizán- que el cliente de Telefónica tiene una mayor calidad”, concluye. En el caso de Repsol YPF considera han sido bueno “sobretodo por la división de upstream que han sorprendido positivamente al mercado con un aumento en precios y en volúmenes”. También a destacar en la sesión, la vuelta al mercado de Gas Natural, ACS y Unión Fenosa tras la suspensión por el CNMV en el día de ayer. La constructora y la eléctrica subieron con fuerza un 4,38 % y un 8,41 % respectivamente. Gas Natural, en cambio, cedió en torno a un 5 % en unos movimientos que Lizán considera “lógicos”. El analista explica como “Unión Fenosa es comprado a una prima excesiva y esto estratégicamente tiene mucho sentido por ser el tercer intento de Gas natural por hacerse con una eléctrica española y crear un gran grupo energético –primero fue Iberdrola y después lo intentó con Endesa. En opinión de experto “la prima ha sido muy alta para evitar que entren competidores”. Por contra, financieramente “es una mala operación salvo para ACS” -con la que ha logrado una reducción del 72% de su deuda, desde los 18.442 millones de euros con que cerró junio hasta unos 5.164 millones-, asegura el analista de Nordkapp. Dentro de sector energético, también despuntó Iberdrola -ante la posibilidad de que Florentino Pérez incremente su peso en la eléctrica- que registró avances del 2,94 %. El analista cree que la compañía después de este rebote “es un poco más atractiva que a 8 euros, pero por valoración fundamental esta todavía infravalorada”. Lizán opina que la energética “tiene el mejor plan estratégico de todas las eléctricas y por resultados creemos que tiene todavía posibilidad de revalorización”. En el otro extremo, pérdidas para Iberia -un 9,39 %- tras los fuertes avances de las sesiones anteriores en las que anunció su fusión con la aerolínea británica British Airways. Este valor “había sido muy castigado por los elevados precios del crudo y la caída del consumo y del tráfico aéreo”, explica el analista. Además, este experto asegura que “es normal que después de una gran alza, haya recogida de beneficios si la sesión viene acompañada de las incertidumbres que antes mencioné”. Recomendaciones José Lizán se decanta por Repsol que hoy es una de las damnificadas por la operación de Gas Natural que le exigen un desembolso de unos 1.500-1.600 millones de euros y esto le ha pesado al valor”. Aunque prevé que “poco a poco los catalizadores de la compañía irán saliendo”. Esto unido “a un buen plan estratégico muy acertado, junto con unos resultados como los presentados, hoy lo sitúan como un buen valor para tener en cartera”, concluye este experto.