La FED sube los tipos un 0,25%, lo que pone fin a casi 7 años de tipos cero, una medida altamente esperada por el mercado y que las bolsas parecen haberse tomado con optimismo. Los expertos apuntan que se trata de una decisión descontada. Por otro lado, los analistas destacan que el comunicado de la institución es más dovish, es decir, descuenta movimientos más acomodaticios de lo que esperaba el consenso.
En concreto, la FED anuncia que la economía sigue expandiéndose a un ritmo moderado y que, además, el gasto de hogares y de empresas ha mejorado a un ritmo sólido. También apuntan que el sector inmobiliario continúa mejorando. (Acceda aquí al comunicado de la FED)

Los miembros del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) de la FED advierte también la mejora del empleo, que el mes pasado creció a ritmos superiores a los 250.000.  Como no podía ser de otra manera, se apunta a la poca presión sobre la inflación que aún no se acerca a los objetivos a largo plazo debido, dicen, a la caída de los precios de la energía.

”El comité aprecia que los riesgos sobre la actividad económica y el empleo están equilibrados. Se prevé que la inflación suba hasta el 2% en el medio plazo cuando se pasen los efectos transitorios de los precios de la energía y la importación y, además, se fortalezcqa el mercado laboral”.

Es por eso por lo que el “Comité ha decidido elevar los tipos de interés en 25 puntos básicos. La política monetaria sigue siendo acomodaticia después de esta subida, de modo que el mercado laboral siga mejorando y que, además, la inflación pueda llegar al 2%”, dice el Comité.

En el comunicado, además, se explica que la FED seguirá ajustando los tipos en función de las condiciones económicas ligadas  a sus  objetivos y que para ello se tendrán en cuenta varioas medidas del mercado laboral, entre otros.  Lo importante, dicen los analistas, es el uso de la palabra “gradual”. El texto la emplea para referirse al ritmo de subida del precio del dinero. Es más, explican que “los tipos seguirán por algún tiempo por debajo de los niveles esperados en el largo plazo”. Explican, además, que “en cualquier caso, el ritmo de subidas dependerá de la evolución de la economía”. 

Por otro lado, la autoridad monetaria ha anunciado hoy que mantendrá reinvirtiendo el principal de los bonos que aun mantiene en balance, con lo que en el comunicado no se aprecia ningún signo en esa dirección. En la reunión de septiembre Janet Yellen anunció que comenzarían a adelgazar el balance (casi 4,5 trillones de dólares) una vez empezaran a subir los tipos. Los mercados pueden respirar tranquilos.

La decisión de hoy ha sido tomada de forma unánime por los miembros del consejo.

Proyecciones económicas

Por otro lado, los miembros de la FED prácticamente no han cambiado sus previsiones económicas para los próximos años. Para este año mantienen unas previsiones de expansión del PIB del 2,1%, aunque mejora la cifra del año que viene hasta 2,4%.

Por otro lado, hay una ligera rebaja de la tasa de paro el año que viene, hata el 4,7% desde el 4,8% de septiembre. En la inflación prácticamente no se observan cambios, si acaso una reducción de una décima en la cifra que se espera el año que viene hasta el 1,6%, tal y como se puede ver en la siguiente tabla.

Poryecciones