Las inversiones en los ETP sobr el oro se reanudan por un total de 73.,3 millones de dólares, revirtiendo las dos semanas previas de reembolsos a medida que los cazadores de gangas intentan aprovechar los precios más bajos. La onza de oro cierra el segundo trimestre en 1252.6 dólares, su valor más bajo en seis meses.

A pesar de las tensiones geopolíticas actuales, las guerras comerciales y la corrección de la renta variable alrededor del mundo, el oro, a pesar de su estatus histórico de activo refugio, no ha logrado levantar cabeza en un entorno de aversión al riesgo. Esto tiene sentido, dado que el metal precioso siempre ha sido visto como un tipo de seguro a largo plazo, diferenciándose así de otros activos refugio que se valorizan súbitamente cuando la volatilidad de corto plazo aumenta.

Flujos materias primas

De esta forma es probable que su precio se vea respaldado en caso de que persistan las correcciones en la renta variable a largo plazo. Hasta el momento en lo que va del año, la fortaleza del dólar en un entorno de alzas en los tipos de interés en EE.UU, ha sido la responsable del debilitamiento del oro debido la relación contra-cíclica que mantiene. Si bien las perspectivas del oro continúan siendo vulnerables, las inversiones captadas la semana pasada sugieren que los inversores están posicionados para un cambio de rumbo en el precio de la onza. Los ETPs sobre crudo registran reembolsos semanales por $21 millones, extendiendo esta tendencia por segunda semana consecutiva a medida que los inversores toman beneficios sobre los precios más altos.

La semana pasada los precios del crudo subieron como resultado de los mayores cortes de producción, la caída de los inventarios estadounidenses y los informes respecto a que la administración Trump busca bloquear a no más allá del 4 de noviembre, todas las exportaciones de crudo iraní. Dicha disminución de inventarios, que totalizó la semana pasada los 9.9 millones barriles de acuerdo al Departamento de Energía de EE.UU, ha sido generada principalmente por el procesamiento récord de crudo y un aumento marcado de las exportaciones de crudo de EE.UU. Asimismo el diferencial de precio entre los barriles Brent y WTI, ha continuado reduciéndose desde los $10 por barril, a los $5, a causa del cese de producción en la provincia petrolera de Alberta, Canadá. Este centro tiene una capacidad de producción de casi 350.000 barriles por día y es probable mantenga su cese operativo hasta fines de julio. Lo anterior que llegue menos crudo canadiense a territorio estadounidense. Ante la disminución del diferencial de precios mencionada previamente, se reduce el atractivo del crudo estadounidense y por lo tanto, esperamos que los inventarios de crudo de este país se mantengan elevados en los próximos meses. El mayor pesimismo generado por las tensiones comerciales, impulsa por segunda semana consecutiva reembolsos en los ETPs sobre cestas de metales industriales, por un total de $38.9 millones.Los precios de los metales industriales han continuado cabizbajos ante las tensiones comerciales que no dan tregua. De todos modos la administración Trump, que si bien ha anunciado que avanzará con sus planes de restringir las inversiones chinas en EE.UU, ha aclarado que evitará ir por las medidas más severas.

Mientras tanto en los ETPs sobre cobre, los reembolsos de la semana pasada totalizaron los $31.8 millones, lo que extiende esta tendencia de retiros por tercera semana consecutiva, siendo además, el mayor volumen de reembolsos en treinta y nueve semanas. Los ETPs largos sobre yen-cortos sobre EUR captan las mayores inversiones en seis semanas, por un total de $9.1 millones, después de que los líderes de la UE alcanzasen un acuerdo sobre las políticas inmigratorias en la cumbre de la UE. Parecería que los cazadores de gangas han dominado el flujo de inversiones hacia estos ETPs ante una depreciación del yen del 0.94% frente al euro, apenas conocidas las noticias del acuerdo de gran trascendencia alcanzado por el Consejo Europeo en materia inmigratoria. Los ETPs sobre dólar registran los mayores reembolsos en veinte semanas, por un total de $15.9 millones.