La Comisión Nacional del Mercado de Valores, el Banco de España y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones han puesto en marcha el servicio unificado de consultas sobre servicios y productos financieros a través de una ventanilla única, en el marco de la colaboración de dichas instituciones en sus servicios de atención al ciudadano. De este modo, cualquier ciudadano, que presente una consulta sobre servicios o productos financieros en una de estas tres instituciones recibirá la respuesta del organismo que sea competente, con independencia de la institución a la que haya remitido su consulta, según informó hoy la CNMV.
Las consultas pueden formularse por vía telemática, correo ordinario, fax o teléfono. Actualmente, ya existe un sistema de ventanilla única para las reclamaciones y quejas de los usuarios financieros y con esta ampliación de su cobertura se pretende agilizar también el procedimiento de resolución de consultas.

El proceso de la creación de ventanilla única de consultas financieras se puso en marcha a comienzos de año. Inicialmente comenzó con las consultas telefónicas y en la actualidad se ha ampliado al resto de medios.

El servicio de consultas cumple una doble función, por un lado, resolver las dudas que puedan surgir en las relaciones entre los ciudadanos y las entidades financieras, facilitando información sobre normativa de transparencia y protección a la clientela, y, por otro, orientar sobre los cauces para el ejercicio de los derechos e intereses legalmente reconocidos a los usuarios de servicios financieros.