De nuevo la banca protagonista. Los números rojos se imponen en la sesión al calor de unos bancos que se vuelven los más penalizados un día antes de que el MUS – mecanismo único de supervisión – comience su control. En el lado de los avances, las constructoras con OHL a la cabeza. En el mercado de divisas, el euro en los 1.2481 dólares con un crudo que sigue su descenso, en los 85 dólares. 

El mes de noviembre no comienza con demasiado buen tono en la renta variable, al menos en la europea que ve cómo sus índices cotizan con pérdidas que, en el caso del Ibex35, se acercan al punto porcentual. En concreto, el selectivo nacional cerró en los 10.387 puntos tras perder más de ocho décimas. Entre los datos que se han publicado en la mañana, el PMI de manufacturas no ha salido para dar saltos de alegría “algo peor de lo esperado y se ha vuelto a ver con claridad como Francia e Italia tienen sus economías totalmente congeladas sin olvidar que hablamos de la segunda y tercera potencia de la Eurozona”, explica José Luis Cárpatos, analista independiente.

Pues bien, a un día de que el Mecanismo único de supervisión lleve a cabo el control de la banca, las entidades precisamente no han tenido un comportamiento positivo en bolsa. De hecho, Caixabank superó el 3.5% de penalización – hasta los 4.1950 euros – en tanto que Banco Popular y Bankia perdieron más de tres puntos porcentuales, hasta los 4.4190 euros y los 1.3820 euros por acción. También en negativo Banco Sabadell y Bankinter, con pérdidas que superaron los dos puntos porcentuales, hasta los 2.2310 euros y los 6.3840 euros, respectivamente.

Números rojos que compartieron los dos grandes. BBVA se dejó más del 1.4% en el parqué, hasta los 8.7780 euros, en tanto que las acciones de Santander perdieron algo más de medio punto porcentual con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 6.9900 euros. Por cierto, que mañana también es el día en que la entidad que preside Ana Patricia Botín publicará resultados. Hoy Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión ha decidido meter al valor en cartera “pues se estanca dentro de un rango estrecho con resistencia en 10.513 puntos, aproximación de las medias móviles de largo plazo, y suelo en los 9.994 puntos que es el mínimo de la sesión anterior”- (Ver: Sale ACS e incorporamos Santander)

Entre los primeros puestos de los recortes, REE descontó más del 3% de la sesión y alcanzó los 67.50 euros. Los títulos de Enagás se dejaron más de dos puntos porcentuales – hasta los 26.15 euros – en tanto que las acciones de Acciona e Iberdrola se dejaron más de un punto porcentual, hasta los 54.90 euros y los 5.5680 euros, respectivamente.

Más positiva fue la evolución del sector de la construcción. OHL subió más de cuatro puntos porcentuales y abandonó la sesión en los 24.2050 euros. Hoy se ha conocido que la constructora cobrará mañana 56.13 millones de dividendo de Abertis, en la que controla un 18.9% del capital. Un pago con el que OHL habría percibido más de 200 millones de euros en dividendos en efectivo de la concesionaria de autopistas, que con consiguió terminar en positivo la sesión. De hecho, se dejó más del 0.2% y cerró en los 16.56 euros.

Abengoa, Mediaset y FCC se colocaron en el podio de las subidas con beneficios que supusieron más de dos puntos porcentuales, hasta los 3.4810 euros, los 10.2750 euros y los 15.0350 euros, respectivamente. Sacyr elevó en un 1.6% el precio de su cotización, que mañana comenzará desde los 3.5510 euros.

En el continuo…

Los mayores avances del continuo español fueron los que se llevó Applus. La compañía subió más del 9% en la sesión y cerró en los 10.50 euros. Dinamia y Urbas, con subidas de más del 5%, completaron el podio.

En números rojos destacó Gam. Se dejó más del 8% con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 0.2200 euros. Inypsa y Realia, con pérdidas de más de cinco puntos porcentuales marcaron en los 0.34 euros y los 1.10 euros su último precio.

Si quieres que te avisemos cuando estos valores cambien de fase del ciclo bursátil, pincha aquí