La compañía tecnológica acudió a su cita con los inversores en las que mostró unas estimaciones para sus beneficios y márgenes brutos decepcionantes para los inversores.
El fabricante de chips publicó sus previsiones de ingresos y márgenes brutos para el trimestre que decepcionó a los inversores, y hundió sus acciones en torno a un 2,7% desde el comienzo de la cotización en el día de hoy.

Los ingresos de su negocio de PCs cayó un 3% hasta 8.900 millones de dólares en el cuarto trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, mostrando las dudas sobre una recuperación anticipada en el negocio de los ordenadores.

Los envíos mundiales de PCs descendieron un 2,4% en el cuarto trimestre de 2014, según la firma de investigación IDC, coronando tres años de descensos. Sin embargo, eso no resultó ser tan negativo como se esperaba, aumentando las esperanzas entre algunos inversores de que el mercado de PC está comenzando a estabilizarse.

El optimismo sobre una recuperación en las ventas de PCs ha impulsado a las acciones de Intel, que han subido hasta un 16% en los últimos tres meses, en comparación con una ganancia del 7% del S&P 500.

En el primer trimestre los ingresos que pronostica la firma estadounidense serán de 13.760 millones de dólares, que es más o menos 500 millones de dólares menos en comparación con la estimación anterior.

Pese a ello, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Intel se encuentra en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 8 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico pone de relieve que aunque a medio plazo el valor es bajista, a largo plazo su tendencia sigue siendo alcista. Además, los momentos total lento y total rápido se encuentran en positivo. Por otra parte, el volumen a medio y largo plazo es creciente; y la volatilidad que presenta el activo es decreciente en el tiempo.

Indicadores Premium Intel