Los títulos de Indra frenan el último impulso alcista que había llevado a la tecnológica desde los 10 euros a cotizar por encima de los 12,7 euros. ¿Cuál es su objetivo?


Jornada de números rojos para Indra que se convierte en la compañía que más posiciones pierde durante la última jornada de la semana, primera del mes de noviembre. La tecnológica pierde más de un 6% hasta los 11,44 euros. Lo hace después de anunciar ayer al cierre unas cifras un tanto negativas: un beneficio neto que cayó en un 29%, hasta los 66,6 millones de euros, por la menor aportación del mercado doméstico y unos mayores gastos fiscales y financieros. Los contratos cayeron en un 10% interanual en tanto que los pedidos sufrieron una penalización del 3%.

Tendencia alcista indudable

Unas cifras que sin embargo no nublan las perspectivas de la compañía en bolsa. Al menos, siempre que logre superar los 12,73 euros, máximos anuales de hace tan sólo unas jornadas. Esto podría llevarla de nuevo a los 14 euros. Eso sí, una pérdida de los 10,80 euros pondría en entredicho la tendencia alcista de la compañía.

Indicadores ténicos sobre Indra


Los filtros técnicos de la zona Premium presentan a una compañía en tendencia alcista con una volatilidad, tanto de largo y corto plazo, como único factor que podría entorpecer el camino de Indra hacia nuevas subidas.
 
A más largo plazo,  la compañía ha recibido una recomendación negativa de Société Générale, que ha recortado su consejo hasta vender. Unas estimaciones que contrastan con las de otros brokers como Alphavalue, que recomienda sobreponderar con un objetivo de 13,6 euros o Renta 4 de mantener.