En concreto, el economista Jan Hatzius afirma que “ a pesar de la debilidad del dato del PIB del primer trimestre, seguimos confiados en que la economía de EE.UU. se está acelerando a un nivel superior a la tendencia media”. En concreto, apuntan que la aceleración es más visible en el mercado laboral. “Al contrario de lo que sucedía el año pasado, la caída es debida a la creación de empleo, más que a la reducción de la tasa de participación”, aseguran en la firma.

Para finales de año, el experto espera que la tasa de paro se sitúe en el 5,9% y en el 5,4% a finales de 2015. Esto implicaría cifras muy alineadas con el mandato de la FED.

Dato de empleo en EEUU

Curso on.line de Estrategias de Inversión

Señalan en Goldman Sachs que los datos de inflación también han sorprendido al alza en los últimos meses. También, además, han mejorado las condiciones financieras en Estados Unidos gracias a los bajos tipos de interés, del precio de los créditos y de los máximos de las bolsas, explican.

Por ese motivo, en Goldman Sachs creen ahora que la primera subida de tipos se producirá en el tercer trimestre de 2015, frente a la estimación anterior, del primer trimestre de 2016. Esperan subidas paulatinas de los tipos de interés hasta alcanzar el 4% en 2018.

“Pese a nuestro cambio en las previsiones, todavía esperamos casi un año más de tipos cercanos a cero a pesar del saludable crecimiento y del empleo. Vemos tres razones por las que la paciencia se mantendrá a la hora de subir los tipos. Primero, la capacidad de utilización del mercado laboral está todavía por debajo de lo normal –explica el experto de Goldman Sachs-. Además, pese a las cifras, aún esperamos que la inflación se normalice de forma sólo gradual. Y, tercero, todavía creemos que los riesgos de endurecer la política demasiado pronto podrían general dolorosos pasos a tres que obligaran a volver de nuevo a los QE a otras herramientas poco convencionales”, aseguran en la firma