Creo que podríamos decir que el mercado está plano ante el vencimiento y efectivamente la hora bruja hay que ser prudentes. Ahora hay menos volatilidad de lo esperado. Los protagonistas siguen siendo el dólar y la banca italiana con la ampliación de capital de Monte dei Paschi.
 
Se ve un poco la luz al final del túnel con la banca italiana. También con la banca europea. Creo que 2017 va a ser mejor que 2016. El BCE va a seguir con su política diferente a la norteamericana. Vemos como los bancos empiezan a diversificar en productos que no son los tradicionales y eso puede hacer que aumente su rentabilidad.

No sé si vamos a llegar a la paridad con el euro-dólar, pero sí estamos en niveles de 1,043 que esperaba que pensara que llegaría en enero. Eso a Grifols, Viscofan o ACS puede ser positivo. Vamos a ver una correlación con el DAX importante. Tiene bastantes consecuencias positivas.

Grifols creo que tiene potencial. La inversión en EEUU es positiva. Luego vamos a ver lo que hace Donald Trump con la reducción de costes en el sector farmacéutico. Lo que está claro es que no hará lo mismo que pretendía hacer Hillary en el sector. Tiene potencial y con la apreciación del dólar.

Con Telefónica hay que estar prudente y con lo que está en su mano. Todavía tiene una deuda alta que tiene que ir reduciendo.

IAG es una compañía que me gusta desde un punto de vista fundamental. Ahora bien, con IAG lo que hay que tener en cuenta es hasta dónde se puede incrementar el precio del crudo, que le puede afectar negativamente. Desde un punto de vista de gestión y de ratios está claro que lo hace bien.

Declaraciones a radio Intereconomía