El beneficio de Gamesa creció un 85,3% en 2015, hasta alcanzar la cifra de 170 millones de euros, ligeramente por debajo de las previsiones de los expertos. La mejora se produce gracias al aumento  de la actividad de fabricación y venta de aerogeneradores.

 

En concreto, el consenso estimaba un beneficio de 178 millones de euros en este periodo.

Por otro lado, los ingresos de Gamesa aumentaron un 23,1%, hasta alcanzar los 3.503 millones de euros, cuando el mercado preveía una cifra de 3.497 millones de euros. La propia compañía reconoce que la mejora de los datos se debe “a la fortaleza de la actividad comercial de Gamesa, que se encuadra a su vez dentro de un entorno de crecimiento de la demanda global. Este crecimiento global ha estado impulsado por la recuperación del mercado estadounidense, la aceleración de las instalaciones en China, la puesta al día de instalaciones offshore en Alemania, y el crecimiento de doble dígito de mercados eólicos emergentes como India, Brasil, o México, en los que Gamesa cuenta con un fuerte posicionamiento”.

Ventas de Gamesa

La compañía publica sus cuentas justo unos días después de que algunos medios publicasen que la compañía y la filial eólica de Siemens han pedido a la CNMV la autorización para poder fusionarse sin lanzar una OPA, algo a lo que estaría obligado legalmente por quedarse con más de un 50% de la compañía rentable. La ley, no obstante, contempla excepciones.

Previsiones

La compañía afirma que “el año 2015 cierra con un número récord de instalaciones resultado de los niveles máximos alcanzados en China, EE.UU. y Alemania. Estos niveles máximos son resultado de acontecimientos concretos cuya repetición no se espera en el futuro inmediato”.  Explican que tanto en Estados Unidos como en China el aumento del volumen respondió a una aceleración de proyectos ante la perspectiva de cambios regulatorios.  

Con todo,  la compañía piensa compensar esta desaceleración. En su nota explica que “es importante resaltar el crecimiento esperado en el resto de áreas geográficas, crecimiento que está especialmente ligado a los mercados no maduros donde Gamesa cuenta con un sólido posicionamiento competitivo”.

En esta situación, la compañía espera adelantar el cumplimiento de los objetivos del plan estratégico que finaliza en 2017 a este mismo año. Ellos mismos explican que lo harán a través de “más crecimiento rentable, manteniendo el control de la inversión en activos fijos y en capital circulante, con el objetivo último de acelerar la creación de valor para el accionista y ofrecerle una remuneración atractiva”. 

En este entorno,  hace unos días aparecían noticias que afirmaban que la empresa había solicitado a la CNMV fusionarse con la filial eólica de Siemens sin lanzar una OPA, a pesar de que esta opción solo sería viable en algunas ocasiones. Las noticias explicaban que la operación valoraría a la empresa en 5.500 millones de euros, lo que implicaría una prima de un 20% sobre el valor actual. La unión de ambas compañías daría lugar al mayor fabricante de aerogeneradores del mundo.
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Los valores en los que los cortos han metido la zarpa en el último año”