La compañía suspende para los indicadores Premium, subida en una clara tendencia bajista.

Después del rango lateral en que viene subida su acción en los últimos meses, Linde entra en fase de rebote acompañada de negativos indicadores como su tendencia.

Linde por indicadores


Así, todo apunta a que en el medio y largo plazo recorra una directriz bajista, lo que conduce a la empresa a una nota de 3, por parte de los indicadores de la Zona Premium.

Es innegable que Linde está pasando por un momento total rápido negativo, todo lo contrario que su momento total lento.

Aunque su volumen para el largo plazo apunta a ser decreciente, aprueba este indicador en el medio plazo. Además, tanto en el medio como en el largo plazo, Linde cuenta con una volatilidad decreciente. Con todo, la compañía registró su último cierre en el DAX 40, cotizando en 144,55 euros.