Fisher Investments España: Los tres pasos para invertir con múltiples objetivos

Fisher Investments España le ofrece tres pasos para ayudarle a planificar la inversión teniendo en cuenta múltiples objetivos financieros. Para lograr estos objetivos en el futuro, es fundamental pensar y actuar estratégicamente en el presente.

1. Priorice sus objetivos y establezca horizontes temporales

El primer paso es hacer una lista de sus principales objetivos financieros y calcular cuánto dinero necesitará para cada uno de ellos. Para mantenerse centrado, procure que la lista sea corta. Clasifique sus objetivos según la importancia que tienen para usted y su familia. A la hora de priorizar, considere si el objetivo es una necesidad o algo “que estaría bien tener”. En la mayoría de los casos, las necesidades deben tener prioridad. Puede que quiera tomarse unas vacaciones de lujo, pero es probable que necesite ahorrar para la jubilación. Por lo tanto, ahorrar para la jubilación sería casi con toda seguridad una prioridad mayor.

La siguiente consideración que le ayudará a priorizar sus objetivos financieros es el tiempo del que dispone. Fisher Investments España recomienda separar sus objetivos de inversión en al menos tres categorías principales: a corto, medio y largo plazo. Estas categorías son importantes porque el horizonte temporal de cada objetivo influirá en su estrategia de inversión. Por ejemplo:

- Categoría a corto plazo: Dinero que utilizará en los próximos tres años, para objetivos como una remodelación de la cocina, una boda o unas vacaciones de ensueño.

- Categoría a medio plazo: Dinero que necesitará dentro de cuatro a siete años. Este grupo incluye objetivos como el pago inicial de una casa o la apertura de un negocio.

- Categoría a largo plazo: Dinero que necesitará dentro de ocho o más años. Los objetivos financieros más importantes, como la jubilación, pueden entrar en esta categoría.

Consejo: Pida ayuda a un profesional de las finanzas. A veces es difícil determinar la cantidad que necesitará para alcanzar sus objetivos, especialmente los más importantes y a largo plazo. Un profesional de las finanzas puede ayudarle a definir sus objetivos y a pensar en cómo priorizarlos. Durante este proceso, puede ofrecerle una orientación y un punto de vista imparciales que le ayuden a asegurarse de que va por el buen camino.

2. Consiga la combinación de inversiones adecuada para cada objetivo

Una vez que haya clasificado sus objetivos en diferentes horizontes temporales, puede tener sentido crear diferentes carteras de inversión para cada uno de ellos. De este modo, puede establecer la asignación de activos (es decir, la combinación de acciones, bonos, efectivo u otras inversiones) más adecuada para cada horizonte temporal.

La elección de la asignación de activos adecuada le proporciona la oportunidad de alcanzar sus objetivos y, a la vez, le permite asumir los riesgos apropiados. Por lo general, cuanto más largo sea su horizonte temporal, más riesgo podrá asumir. He aquí algunos ejemplos de asignación de activos para distintos horizontes temporales

- A corto plazo (en los próximos 3 años): Dada la brevedad del plazo, lo principal es preservar su capital. Para ello es necesario evitar la volatilidad del mercado a corto plazo. Procure realizar inversiones más estables; por ejemplo, en efectivo, fondos del mercado monetario o depósitos. Con esta asignación de activos su capital no crecerá mucho, y el monto final dependerá, sobre todo, de las aportaciones periódicas que usted haga.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

- A medio plazo (de 4 a 7 años): Dado que el plazo es más prolongado, la cartera puede tener como objetivo una mezcla de crecimiento y preservación del capital. Fisher Investments España cree que para ello se requiere una cartera que combina valores de renta variable y de renta fija. La renta variable debería proporcionar crecimiento, mientras que la renta fija puede ayudar a reducir la volatilidad a corto plazo.

- A largo plazo (8 o más años): En el caso de estos objetivos a largo plazo, el crecimiento es lo principal. Fisher Investments España sugiere que esta cartera esté integrada casi en su totalidad por acciones. La volatilidad a corto plazo será un pequeño precio a pagar por el crecimiento a largo plazo que puede ofrecer la renta variable.

Consejo: Automatice sus inversiones. Aportar dinero a varias cuentas de ahorro e inversión de forma periódica puede ser engorroso. Si su banco lo permite, le conviene automatizar sus aportaciones. El proceso se simplificará y de esta forma evitará gastar accidentalmente el dinero que le ayudará a alcanzar sus objetivos financieros.

3. Revisar periódicamente

Estrategias de Inversión

Fisher Investments España no recomienda obsesionarse con los saldos diarios de las cuentas. Sin embargo, es fundamental revisar sus inversiones al menos una vez al año para asegurarse de que sigue por el buen camino.

Su estrategia de inversión probablemente no debería cambiar, pero reequilibrar ocasionalmente sus carteras para asegurarse de que sigue invirtiendo en línea con sus objetivos. A medida que pasen los años y se acerque a sus objetivos a medio y largo plazo, es probable que tenga que ajustar la asignación de activos, ya que el horizonte temporal será más cercano.

A medida que vaya alcanzando algunos objetivos financieros, surgirán o cambiarán otros. También querrá ajustar sus inversiones para incorporar esos nuevos objetivos y prioridades. Conviene que revise su estrategia de inversión cada vez que se produzca un cambio importante en su vida para ver si necesita hacer alguna modificación.

Consejo: No subestime las necesidades que tendrá durante su jubilación. A medida que se acerque a la edad de jubilación, no dé por sentado que debe comenzar a hacer inversiones de bajo riesgo y baja rentabilidad. Muchas personas viven entre 20 y 30 años o más después de jubilarse. Eso puede hacer que “vivir durante la jubilación” sea un objetivo a largo plazo que puede requerir una inversión considerable en renta variable para seguir el ritmo de la inflación y no quedarse sin dinero.

Al invertir debe centrarse para alcanzar sus objetivos. Sin embargo, no tiene por qué centrarse solo en un objetivo. Si prioriza sus objetivos financieros, selecciona la combinación de inversiones adecuada para cada uno de ellos y comprueba periódicamente sus inversiones, tendrá más posibilidades de alcanzar varios objetivos financieros a lo largo del tiempo.


Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,   (“Fisher Investments España”). Fisher Investments España está inscrita con domicilio social en calle Junta de Castilla y León, 8, 28660 Boadilla del Monte (Madrid), con NIF W0074497I, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, en el tomo 39501, folio 110, inscripción 1, hoja M-701327, y en el Registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Empresas de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con Sucursal en España, con el número 126.

El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments España y Fisher Investments Europe, y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal, ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No existe garantía alguna de que Fisher Investments España o Fisher Investments Europe sigan sosteniendo estas opiniones, que pueden cambiar en cualquier momento a partir de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información aquí contenida no pretende ser una recomendación o pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en este documento. Invertir en los mercados financieros implica un riesgo de pérdida, y no hay garantías de que todo o parte del capital invertido sea reembolsado. La rentabilidad pasada no garantiza ni indica los resultados futuros de manera fiable. El valor de las inversiones y los ingresos procedentes de ellas están sometidos a la fluctuación de los mercados financieros mundiales y de los tipos de cambio internacionales.

Invertir en los mercados de renta variable implica un riesgo de pérdida y no hay garantía de que se recupere todo o parte del capital invertido. Las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras. Las fluctuaciones de las divisas internacionales pueden dar lugar a una mayor o menor rentabilidad de la inversión. Este documento constituye la opinión general de Fisher Investments España y no debe considerarse como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscalidad, ni un reflejo de su rentabilidad o de la de sus clientes. No se garantiza que Fisher Investments España siga sosteniendo estas opiniones, las cuales pueden cambiar en cualquier momento a la luz de nuevos datos, análisis o consideraciones. Además, no se garantiza la exactitud de ninguna de las previsiones realizadas en este documento. No todas las previsiones pasadas han sido, ni las futuras serán, tan precisas como las aquí contenidas.