La bolsa española vive una jornada de pronunciadas pérdidas debidas a “los datos macro y la coyuntura de España, pues está pesando mucho el incremento de diferencial de los cds entre el bono español y el alemán y, en un contexto de deterioro macroeconómico y de las cuentas institucionales, estas caídas y desconfianza por parte de la comunidad inversora extranjera es comprensible”, justifica Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI.
En este contexto, “es complicado hacer trading porque no estamos inmersos en un proceso bajista tan abultado como el que puede esperar la gente o viceversa”, dice Barrio, quien aconseja “apostar por valores cuyos fundamentales sigan siendo sólidos y donde realmente la explicación de las caídas no tenga sentido, como Ferrovial, Enagás, Iberdrola, Acciona, que son interesantes para el medio-largo plazo”.

De los resultados de Santander dice que “han estado muy en línea con lo que esperaba el mercado y, con las plusvalías acumuladas durante 2009 podría jugar un poco con las expectativas de mercado pero ha dotado sus beneficios de 2009 para provisiones de Real State, Metrovacesa, genéricas, etc”. Aún así, “el mercado está mucho más pendiente del miedo a las inversiones en España, que de los resultados, por lo que las entidades financieras nacionales lo están pagando”.

De la posible fusión entre Telecom-Italia y Telefónica Barrio cree que “es muy probable que se produzca porque las declaraciones son favorables”. Además, comenta que “tendría sentido por las implicaciones en Iberoamérica, sobre todo en Brasil, donde se daría un movimiento importante por la presencia ya de ambas compañías”. Aún así, “el mercado penaliza a Telefónica porque la situación es complicada y Telecom-Italia tiene mucha deuda”.

Una de las compañías que menos caen a media sesión del Ibex35 es Acerinox , valor en el cual “no somos muy positivos ya que está muy caro, se está descontando un escenario demasiado optimista y tiene mucho potencial de caída a estos precios”, dice Javier Barrio.