Nicolás López, director de Análisis de M&G Valores, comenta la actualidad de la jornada marcada por Santander y la adquisición de Zachodny y los resultados empresariales de compañías como Día, FCC o Red Eléctrica.

Una de las noticias de la mañana es la fusión de la entidad polaca Zachodny con el Banco Santander. En declaraciones a Radio Intereconomía, el analista recuerda que “el Santander es especialista en comprar y vender bancos. En este caso, lo que está consiguiendo con esta operación es ganar tamaño en Polonia, un mercado en el que ya está. Es un paso positivo en un país con buenas expectativas de crecimiento.”

Otro blue chip, Telefónica se enfrenta a un 2012 “de bastantes incertidumbres. Las expectativas de crecimiento que tenía no se van a cumplir, de hecho, son expectativas de crecimiento cero y la duda que se plantea es si en esa situación va a seguir manteniendo su dividendo. Creo que el precio de la acción se puede mantener en estos niveles, moverse en un rango del 10%, y esa sería la vía de rentabilidad de una inversión en Telefónica”.

Día lidera las subidas del Ibex 35 tras los sorprendentes resultados presentados antes de la apertura del mercado. “Su negocio en países emergentes y en España sus márgenes han aumentado un poco. Día posiblemente se está beneficiando del desplazamiento del consumo hacia supermercados más baratos”, afirma López mientras que Día repunta más de un 4% en la bolsa.

Respecto a Ezentis asegura el analista que “es una compañía con bastante riesgo. Ha subido mucho porque una venta accionarial y no vemos nada de momento que nos haga pensar que Ezentis vaya a salir mejor de la mala situación económica que atraviesa España.”

En cuanto a Gamesa y después de ser el protagonista del valor del día, el analista va en la misma línea. “Al final lo que sucede es que el precio va bastante por delante de lo que podemos ver en la evolución de los beneficios. Se sigue observando una tendencia de mayor deterioro en 2012 y la única vía de crecimiento de Gamesa es fuera de España donde hay mucha competencia de la mano de los empresarios chinos. Hay que olvidarse de todo y vender, al menos, parte. Gamesa tiene el soporte de Iberdrola que le da un parte importante y entiendo que no va a desaparecer.”