El Ibex hoy no ha recuperado los números verdes y ha vuelvo a ceder un 0,17% quedándose en los 11.356 puntos. Según Jesús de Blas, del departamento de renta variable de Credit Agricole Mercagentes “lo de hoy ha sido una consolidación totalmente positiva a niveles altos, muy pegada a máximos anuales y con una serie de valores sumándose al carro de las subidas”.
Este experto considera que el índice “se encuentra en una zona bastante complicada, por lo que hay que estar alerta porque, en cualquier momento, puede corregir con más intensidad”, aún así, de Blas matiza que “por ahora, no hay señales preocupantes de corrección en el mercado”.

Solaria ha encabezado las alzas del mercado continuo con una subida vertiginosa del 21,55%. De este rebote, de Blas dice que “es otro ejemplo de lo que está pasando en estos días (…) se está empezando a buscar valores que no hayan subido o que lo hayan hecho muy poco”. Para ejemplificar estos movimientos recuerda que “esto empezó con las inmobiliarias, con disparos importantes, y otros valores pequeños, como Colonial o Afirma, y hoy Solaria ha sido el mayor favorecido por ese intento de buscar valores que podrían ser beneficiados en la salida de la crisis”. Este movimiento analiza el experto, se habría dado “por mera especulación” ya que “la subida ha sido muy importante pero, hasta ahora, las cuentas de la compañía han sido bastante negativas”. De Blas avisa de que “hay que tener bastante cuidado con estos calentones, como es el caso de Zeltia que hoy, después de haber subido muy fuerte, se ha dado la vuelta y la caída ha sido importante”.

Iberia hoy se quedaba en negativo dentro del Ibex, a la espera de publicar mañana sus cuentas semestrales, las cuales, De Blas considera que “ante los malos resultados de otras aerolíneas, no serán muy positivos”. Para el experto “lo único que podría aliviar un poco serían las palabras de los responsables de Iberia sobre los proyectos de fusión con otra operadora de líneas aéreas”.

Gdf Suez ha desmentido hoy la posible compra de la participación que su filial tenía en Gas Natural, por lo que, ahora, según el analista, “habrá que esperar a ver si decide venderla en el mercado poco a poco o, bien, se la traspasa a algún inversor. En el caso de que fuera vendida de golpe, podría mostrar cierta especulación, pero es una participación relativamente pequeña para la estructura accionarial de la compañía con bloques de acciones concentrados en pocos actores, como es el caso de la Caixa o Repsol”. De Blas piensa que “únicamente si alguno de estos grandes accionistas decidiera moverse, se vería positivo en el valor aunque, en ese aspecto de intentar buscar nuevos valores en energéticas, podría ser el punto de mira de los inversores por intentar cazar alguna compañía que se ha quedado atrás”.

Recomendación:
Desde Credit Agricole Mercagentes hacen una llamada de atención a “estas revalorizaciones tan fuertes que están teniendo algunas compañías, ya que se trata de dinero especulativo”. De Blas considera que “estos movimientos son la antesala de un parón más importante del mercado (…) tendremos que quedarnos a la expectativa o apostar por valores retrasados en la última semana, como Iberdrola o Ferrovial, que serían opciones para mover en el corto plazo”.