Cierre de trimestre en el Ibex 35 y la conclusión no ha sido excesivamente buena teniendo en cuenta que nos colocamos a la cola de Europa, análisis que realiza José Lizán, gestor de carteras de Nordkapp. 

 “Seríamos grupo D en la comparativa con el resto de índices”, asegura José Lizán en declaraciones a Radio Intereconomía. “Ahora hemos recortes por todos los lados porque es lo que toca. Todo lo que vivimos en los últimos 15 años ahora estamos pagando los excesos y quedan todavía unos trimestres para que depuremos esos excesos.”

Pero la situación no es extrapolable al resto del mundo. El Dow Jones, por ejemplo, ha vivido el mejor primer trimestre del año desde 1998, hecho que Lizán resume en una sola frase: “inyección monetaria”. “Está visto que el gobierno de Obama quiere llegar a octubre con la bolsa en las mejores condiciones posibles. El mercado de empleo a pesar de que hay cierta recuperación, se mantiene débil, y hay una cierta dicotomía. El mundo se está globalizando y está creciendo gracias a la entrada de países emergentes.”

Y de ese exceso de liquidez se deriva también el exceso de liquidez de compañías como Apple. “Hay muchas compañías que empiezan a pagar dividendo porque no saben qué hacer con tanta caja debido a una inyección brutal y un apalancamiento brutal del balance de la FED.”

De vuelta al mercado doméstico, Lizán asegura que OHL y Ferrovial presentan un “negocio muy atractivo puesto que muestran un negocio con un ciclo de 30 años que pueden tener 4 ó 5 años malos”, aunque en base al resto es una buena inversión. “Nos gusta mucho el perfil defensivo de las compañías concesionarias”.

Mañana acaba el plazo para que el sector financiero presente sus planes de futuro y la cosa pinta bastante negra para algunos, como para la entidad presidida por Rodrigo Rato. “Si no fuera por el BCE, Bankia estaría en una situación muy difícil y va a tener que vender todo lo que pueda vender. Esperaría al 7.600 del Ibex 35 y compraría BBVA, Santander y los grandes valores para jugar hasta los 8.300 puntos.”