Después del rally alcista que han tenido los mercados, tras la mejora en los mercados de crédito, se trató de buscar los 14.400 puntos y “tuvimos una semana bastante negativa arrastrada por la subida de las materias primas, los temores de inflación y la consecuente bajada en los índices”, asegura José Lizán, analista de Nordkapp. Este experto advierte de que el nivel a vigilar son los 13.600 puntos pues “todavía hay muchas dudas en el panorama macro, con nuevos rumores en el sector bancario que han tenido bastante impacto y han provocado que los índices se tomen un respiro”.
La revalorización que viven hoy los títulos de Sacyr Vallehermoso podrían estar motivados por las informaciones de que no venderá su participación en Repsol por los 30 euros con los que se ha especulado. Lizán recuerda que se había comentado que la constructora podría vender un 30% de la petrolera hispano argentina “para reducir deuda y apalancamiento”, pero la compañía ha dicho que “ni a 60 se desharía de esa participación y apuesta por el sector energético”. El analista de Nordkap advierte de que con “la reducción de YPF y las buenas perspectivas de Repsol, parece lógico que Sacyr no se deshaga de esta posición. Y ello a pesar de su apalancamiento”. Y subidas también las que disfrutan los títulos de Bankinter. El incremento en el plazo para ampliar el capital que el Banco de España a dado a Credit Suisse nada más que “da pie a mayor especulación”. Lizán no cree que la compañía gala “aumente su participación en Bankinter, pues la situación del sector bancario no está para permitirse grandes compras y realizar operaciones”. Este experto no cree que afecte demasiado a su cotización y señala que “la ampliación del plazo no es más que un balón de oxígeno para la compañía gala, con la estrategia de ampliar hasta el29,9% su participación”. En esta situación, la recomendación de José Lizán pasa por “compañías grandes frente a pequeñas e internacionales frente a domésticas”. El experto de Nordkapp sigue sobreponderando compañías con presencia internacional, especialmente Brasil “por su fuerte demanda interna”. En este sentido, Santander es un buen ejemplo pues con “la mejora de calificación de rating del país carioca lo ha hecho bien, se ha esforzadoconla compra de ABN y la región tiene un fuerte potencial y una situación macro bastante saneada”.