El principal mercado del mundo cae en los primeros momentos de sesión. A la espera del dato de paro del viernes, la ADP publicó que el sector privado estadounidense destruyó en el mes de marzo 742.000 empleos, un dato mucho peor de lo esperado por el mercado. Para Juan Carlos Castillo Montero, dtor. análisis Capital Bolsa este dato indica “malas previsiones para el dato que conoceremos el viernes”. También en la jornada de hoy protagonizada por varios datos macroeconómicos destacaban los gastos en construcción en EEUU que cayeron un 0,9% en el mes de febrero y el Índice NAR de ventas pendientes de viviendas en EEUU que creció un 2,1% en febrero.
Respecto a todos los datos macroeconómicos que se están viendo los últimos días, Castillo Montero señala que “lo que se está viendo es que la desaceleración está aplanando su curva”. En principio, asegura que “éste puede ser un comienzo a pesar de que las previsiones indican que hasta el cuarto trimestre tendremos un computo negativo en el crecimiento”. Sin embargo, advierte de que en el caso de que hubiese algún dato negativo que indicase que la recesión pudiese alargarse, los mercados lo penalizarían porque en este escenario asegura que “no está que en 2010 estemos en recesión”.

A pesar de los datos macroeconómicos, la atención de los inversores también se centrará durante la jornada de hoy en la reunión del G-20 que dará comienzo mañana. Juan Carlos Castillo asegura que “va a haber declaración de intenciones y es previsible que haya directrices para homogeneizar el sistema financiero global”, pero más allá de esto “va a ser difícil”, porque apunta a que hay dos visiones de afrontar esta crisis: por un lado, “la visión de los países anglosajones que apuestan por inyectar todo el dinero que sea posible con el fin de incrementar la masa monetaria para fomentar el consumo” y la visión de la Europa continental que “creen que el problema no es el consumo sino las tasas de ahorro”. El dtor. análisis Capital Bolsa afirma estar más de acuerdo con la visión del Viejo Continente ya que cree que “la crisis actual no viene de la aminoración del consumo, sino en que todos los agentes financieros –los gobiernos, las corporaciones y los ciudadanos- están excesivamente endeudados”. Con lo cual, cree que “toda medida que esté dirigida a incrementar ese consumo va a ser contraproducente”.

La primera jornada de Abril también sitúa a General Motors en el centro de la atención del mercado ante las voces que apuntan que podría estar más cerca de la quiebra que nunca. El experto está de acuerdo con estas voces y es que apunta a que las automotrices estadounidenses tienen tres defectos básicos: “sus costes de producción no son competitivos, su cartera de modelos está antiguada y la imagen de las automotrices en EE.UU. no es buena para los coches de alta gama y gama media”. Matiza Castillo Montero que “en la década de los 70 los ciudadanos de mayor poder adquisitivo tenían modelos de GM, Ford o Chrysler, ahora esos ciudadanos han pasado a tener Mercedes o BMW”. Por lo tanto, para acometer los cambios estructurales necesarios en todo este sector en EE.UU, el experto cree que “lo que hay que hacer es que haya una situación crítica que posibilite esos cambios y ésta es una bancarrota controlada” que les permita “cambiar toda la estructura de producción, la estructura de precios e intentar mejorar la imagen en EE.UU”, agrega el analista.

En cuanto a las recomendaciones, Juan Carlos Castillo Montero, dtor. análisis Capital Bolsa insiste que “los mercados tienen ganas de subir”. Cree que “los rebotes que hemos tenido desde los mínimos están en torno a un 20%”, por lo que apunta que si los vemos desde una perspectiva de corrección de ciclo desde los máximos que tuvimos en 2007 pues “no son excesivos”, lo que nos indica que “todavía podríamos subir más”. Una vez que haya una corrección de ciclo, el experto añade que “el mercado volverá a bajar para ver nuevos mínimos”, pero podemos aprovechar para comprar empresas como “Johnson & Johnson, Pfizer o Proctel & Gamble que tienen buenos fundamentales y que tienen que recoger las subidas de los índices generales”.