“Lo importante es seguir el discurso de la Reserva Federal de EEUU en cuánto a cuándo se van a retirar los estímulos económicos”.


Así pues, las últimas noticias en este aspecto “han tenido sus consecuencias en el bono estadounidense a 10 años, que ha tenido un repunte en rentabilidades importante, hasta el 2,10%. Esto también ha tenido eco en el dólar, que lo vemos fortalecerse frente al euro. El mercado parece inquieto con respecto a cuándo Bernanke considere que los estímulos monetarios no son necesarios, que sería bueno, porque supondría que EEUU progresa en la recuperación”.

“Dados los niveles a los que ha llegado el S&P, en torno a los 1.700 puntos creo que son niveles objetivos del índice para este año. Por ello, no creemos que sea momento de estar en renta variable americana, aunque seguiríamos expuestos algo más a dólar. Creemos que la renta variable europea tiene mejores expectativas, incluso la de países periféricos. España e Italia tienen el mejor aspecto”.

Con respecto al mercado español, “aunque España tiene números malos, si aplicamos los multiplicadores del Ibex, hay acciones que están baratas. Podríamos comprar Vidrala o ArcelorMittal”.


Declaraciones a Radio Intereconomía